Fuente: DPP

Un importante logro en materia de perspectiva de género y derechos de las mujeres consiguieron los defensores penales públicos Vania Parodi y Juan Ignacio Navarrete, ambos dependientes de la Defensoría Regional del Biobío.

El trabajo realizado durante todo el mes pasado por defensores penales públicos del Biobío logró que todas las mujeres embarazadas y con hijos lactantes que se encontraban privadas de libertad en el Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Concepción obtuvieran su libertad. 

En algunos casos, la medida se logró a través de audiencias de revisión de prisión preventiva en que se sustituyó esta medida cautelar por arresto domiciliario, en resoluciones confirmadas por la Corte de Apelaciones de Concepción. En otros, en tanto, el tribunal de alzada las sustituyó por cautelares de menor intensidad, a partir de alegaciones fundadas en la normativa internacional de protección de los derechos de las mujeres y de los niños, niñas y adolescentes (NNA), que recomienda preferir medidas no privativas de libertad para este grupo en especial situación de vulnerabilidad.

LACTANTES Y EMBARAZADAS
Se trata de cuatro mujeres imputadas por delitos diversos que se encontraban privadas de libertad, dos de ellas junto a sus hijos menores de dos años y las otras dos con embarazos de alto riesgo. En esta última situación el caso de Sofía es el que tenía mayor relevancia, ya que ella tiene, además, otros dos hijos pequeños -de 7 y 2 años-, este último con síndrome de down. Afortunadamente, la mujer permanecerá ahora con arresto domiciliario total.

La defensora penal pública Vania Parodi, quien asumió tres de las cuatro causas, explicó que “en todos los casos, más allá de resaltar la particularidades de cada uno, el enfoque de las alegaciones se centró en la obligatoriedad de la aplicación de los estándares internacionales en materia de mujeres embarazadas y lactantes por parte de los tribunales de garantía, lo que fue acogido», señaló

Según la abogada, se argumentó -además- «que la especial protección que reconocen las Reglas de Bangkok ha impulsado proyectos de ley que establecen la improcedencia de la prisión preventiva en estos casos. Sin duda que la contundencia de las resoluciones produce satisfacción y da cuenta de la importancia de la litigación estratégica con un enfoque de género y de la receptividad de los tribunales frente a estos argumentos”, aseveró.

La Defensoría Regional del Biobío mantiene una especial atención de las mujeres privadas de libertad, tanto imputadas como condenadas, resguardando el respeto de sus derechos e integridad. En ese contexto, la institución integra mesas de género a nivel interno y también interinstitucional, para mejorar permanentemente las condiciones en que cumplen sus medidas cautelares o condenas y posicionar la defensa con estándares internacionales y perspectiva de género.