Las ministras del máximo tribunal, Ángela Vivanco y Adelita Ravanales, participaron en el congreso realizado en Bélgica, cuyo objetivo era analizar el funcionamiento de los tribunales y la administración de justicia durante la pandemia del Covid-19. Para esto se desarrollaron talleres de trabajo en que participaron representantes de las altas cortes administrativas

En el marco del congreso de la Asociación Internacional de Altas Jurisdicciones Administrativas (IASAJ) que se realizó entre el 20 y 22 de junio en Museo Real de Bellas Artes de Bélgica, ubicado en Bruselas, las ministras de la Corte Suprema Ángela Vivanco y Adelita Ravanales, y la directora de Asuntos Internacionales y Derechos Humanos del máximo tribunal, Natalia de Azcuénaga, participaron en talleres y en la Asamblea General de organismo.

Esta actividad reunió a 39 países y tuvo como objetivo analizar el funcionamiento de los tribunales y la administración de justicia durante la pandemia del Covid-19. Para esto se desarrollaron talleres de trabajo en que participaron representantes de las altas cortes administrativas.

Esta red internacional nació en el año 1980 con miras a fortalecer el Estado de Derecho a través del intercambio de ideas y experiencias entre los miembros de jurisdicciones supremas y de organizaciones internacionales.

En esta instancia de intercambio de experiencias entre los altos tribunales que integran esta asociación, la ministra Ángela Vivanco expuso respecto del enfoque que tendrá el XV Congreso y Asamblea General de la IASAJ que se realizará en Chile, en junio de 2025.

En ese sentido, el encuentro se denominará “Los organismos del Estado como parte en procesos conocidos por tribunales”, enfocándose respecto de lo referido al rol de éstos en los litigios en los cuales los organismos del Estados son parte del proceso; las formas de resolución de conflictos y representación de estos organismos; la incompatibilidad, la independencia e imparcialidad por la cual debe velar el tribunal, así como las situaciones en que un organismo administrativo tiene un doble rol ejerciendo labores propias de la administración y jurisdiccionales.

“Es muy importante la confirmación como ente organizador del próximo Congreso y Asamblea de la Asociación de las Altas Corte Administrativas. Me parece que es un respaldo muy importante a Latinoamérica y a la actividad de la Corte Suprema y una excelente oportunidad para recibir a ministros de distintas jurisdicciones para compartir con ellos temas en común”, señaló la ministra Vivanco.

Agregó que “además, el tema elegido es esencialmente atractivo porque vamos a hablar del Estado como parte en procesos litigiosos frente a las sedes administrativas y judiciales. Tenemos un gran trabajo por delante en estos tres años y nos veremos en Chile en 2025”.

Durante la ceremonia de cierre participó la ministra del Interior de Bélgica, Annelies Verlinden.

Desde el año 2008, por acuerdo del Pleno del máximo Tribunal, la Corte Suprema de Chile forma parte de la Asociación. En 2013 fue designado integrante del Comité Administrativo del organismo. Actualmente la red está compuesta por 89 organismos supremos de justicia, 59 miembros y 30 observadores.

Talleres sobre trabajo jurisdiccional en pandemia

Respecto del trabajo en los talleres, la Corte Suprema de Chile compartió las medidas tomadas para asegurar el funcionamiento del Poder Judicial en medio de la emergencia sanitaria.

Por ejemplo, relataron la forma en que se adecuó el Poder Judicial a las leyes que adaptaron el sistema de justicia a la pandemia y su participación en las diferentes mesas con otros organismos estatales con el fin de levantar los nudos críticos y necesidades de la actividad jurisdiccional.

Respecto de la tramitación también se dio cuenta que hubo flexibilización de condiciones de procedimientos, adoptándose medidas a nivel legal y de judicatura, destacando la posibilidad de comparecer mediante videoconferencia. A nivel legal, se prorrogaron determinados plazos legales y se adoptaron otras medidas con similar efecto para velar por los derechos e intereses de las personas en relación con la actividad judicial, tales como la posibilidad de solicitar nuevo plazo o alegar entorpecimientos.

Sobre este trabajo, la ministra Ravanales manifestó que “ha sido una gran experiencia profesional presenciar como Chile es conocido y reconocido por países de diferentes continentes. El encuentro se desarrolló con un cuestionario previo, que fue respondido por todo los países y tres talleres que se realizaron durante estos días en Bruselas”.

Las temáticas abordadas fueron la división legislativa de la Alta Corte Administrativa durante la crisis del Covid-19, la jurisprudencia de la Sala Contenciosa Administrativa del Tribunal Superior Administrativo durante la pandemia, instancia en la que participó la Corte Suprema de Chile; y la organización práctica de la actividad jurisdiccional y el procedimiento durante este contexto sanitario.

La ministra Ravanales indicó que estos talleres “se complementaron y aportaron una visión general de la situación en el mundo. Fue muy interesante compartir experiencias, reflexionar sobre ellas y consensuar conclusiones. Estuvo presente en el debate el tema de las vacunas, los derechos de los ciudadanos, la libertad como regla, las restricciones como excepción y la proporcionalidad en la adopción de medidas que restringen libertades”.

También “se destacó el uso de los medios tecnológicos y fue muy interesante convenir en la necesidad de explicar las decisiones de manera comprensible usando los medios tecnológicos disponibles para así acercar la justicia a los ciudadanos. En definitiva, las conclusiones fueron positivas en cuanto al papel que jugaron las cortes administrativas durante la pandemia del Covid-19 al asegurar los derechos de las personas”.