Una reunión sostenida hace unas semanas entre la Defensora Regional Metropolitana Sur Loreto Flores y la alcaide del CPF de Santiago Tte. Coronel Sandra Zapata, develó la delicada situación de convivencia al interior de la sección sala cuna, lo cual se agravó con la llegada de internas del penal de imputadas de San Miguel. En esa misma instancia, la defensora regional ofreció las gestiones de profesionales de la institución, para que se reunieran con las mujeres, situación que se produjo en los últimos días.

La reunión se llevó a cabo en el propio patio de la sección de sala cuna, donde conviven embarazadas, con madres de niños menores de dos años. Según Mauricio Badilla, Coordinador de Defensa Penitenciaria de la Metropolitana Sur, y asistente a la actividad, en la ocasión los profesionales expusieron sobre el régimen de sanciones con el acento en la buena convivencia entre las internas. Posteriormente el equipo de acompañamiento integrado por los trabajadores sociales Lorena Rodriguez- jefa de la Unidad de Apoyo a la Gestión de la Defensa- y Carlos Durán, además de la psicóloga Liliana Hermosilla, realizaron una actividad en grupos con las internas de la sección, donde éstas comentaron las rutinas diarias, qué propuestas existen para usar el tiempo libre y qué hacen para mantener una buena convivencia.

La actividad en general fue bien recibida por las internas, quienes agradecieron la exposición sobre sanciones a cargo de los defensores penitenciarios Keomara Henríquez y Mauricio de la Hoz, así como en trabajo grupal que se realizó a continuación.

Por su parte los funcionarios de Gendarmería a cargo del cuidado de las mujeres, agradecieron la preocupación del equipo y tiempo empleado en la actividad, que no perseguía un objetivo distinto que mejorar las relaciones humanas al interior de la sección sala cuna.

En la actualidad en la sección sala cuna del CPF de Santiago se encuentran 12 mujeres embarazadas y 15 madres con hijos lactantes (8 niñas y 7 niños).

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

La preocupación por las internas de la sección sala cuna, es un tema recurrente entre los profesionales y funcionarios de la Defensoría Metropolitana Sur (DRMS). Como es tradicional en estas fechas, los equipos de funcionarios y colaboradores de la DRMS, realizan aportes para hacer una navidad más alegre a los niños y niñas menores de dos años que se encuentran al interior del penal femenino de Santiago.

Con los dineros recaudados, se pretende hacer una celebración – con todas las restricciones sanitarias de la pandemia- el próximo 15 de diciembre. En esta ocasión, sin viejo pascuero pero con el mismo cariño de siempre.