Por unanimidad la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó en general el proyecto que regula el matrimonio de parejas del mismo sexo, cuyo objetivo es modificar diversos cuerpos legales para otorgar el mismo nivel de reconocimiento a todos los proyectos familiares.

En la instancia se respaldó, por unanimidad, que en las leyes con expresiones «marido y mujer» o «marido o mujer» se entiendan aplicables a todos los cónyuges. Además se estableció que, donde se haga referencia a las expresiones padre y madre u otras semejantes, se entenderán aplicables a las y los progenitores. Asimismo se aprobó una indicación parlamentaria para eliminar la restricción de que la filiación de los hijos nunca pueda determinarse respecto de más de dos personas.

Los votos a favor fueron de los diputados Marcos Ilabaca (PS), Karol Cariola (PC), Pamela Jiles (PH), Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Matías Walker (DC), Leonardo Soto (PS), Diego Ibáñez (CS), René Saffirio (Ind.) y Paulina Núñez (RN).

Sin embargo, quedó pendiente para la próxima sesión la votación del articulado donde se define el matrimonio y sus fines, la propuesta señala que corresponde a un contrato solemne por el cual dos personas se unen actual e indisolublemente, de por vida. Además también está pendiente el artículo que hace referencia a la forma de definir a las y los hermanos que comparten solo un padre o madre.

La iniciativa fue presentada en 2017 y se encuentra en segundo trámite constitucional. La diputada Karol Cariola (PC) presentó una indicación para eliminar el fin de procrear, dejando solo el de vivir juntos y de auxiliarse mutuamente. Por su parte, parlamentarios de la UDI propusieron agregar al texto que las iglesias “no estarán obligadas a celebrar matrimonios entre parejas de igual sexo”.