La segunda sesión del ciclo de conversación sobre la litigación oral en los procedimientos chilenos, organizado por el Proyecto de Litigación UC asociado al Programa de Reformas a la Justicia UC, donde se trató, en específico la litigación oral en la Reforma Procesal Civil, contó con la participación del académico y subdirector del Programa de Reformas a la Justicia, Nicolás Frías, y del profesor del Departamento de Derecho Privado UC Álvaro Awad.

El profesor Frías detalló las innovaciones en la Reforma Procesal Civil dentro de las cuales destacó los elementos de diagnóstico consideras en el proyecto, los principios formativos y la estructura del nuevo procedimiento y las innovaciones probatorias y recursivas.

En cuanto al diagnóstico y antecedentes de la Reforma Procesal Civil, señaló que las causas civiles que ingresan a los tribunales de primera instancia corresponden al 57 por ciento, y que “el impacto de una reforma al sistema beneficiará a más población que las reformas anteriores” debido a que se trata de conflictos cotidianos que afectan transversalmente a las personas y entre los cuales se destacan la ejecución de deudas impagas, contratos de arriendo y temas sucesorios, entre otros.

Sobre los principios formativos del procedimiento, Frías destacó la tutela jurisdiccional, la iniciativa, la dirección e impulso procesal, la igualdad de oportunidades, la buena fue procesal, la oralidad, inmediación, continuidad y concentración, la publicidad y la promoción y el uso de sistemas alternativos de resolución de conflictos. En relación a la estructura del nuevo procedimiento civil ordinario, Frías aseguró que tendrá una “etapa de discusión, una audiencia preliminar y la audiencia de juicio”.

Finalmente, y sobre las futuras innovaciones procesales, el profesor Frías sostuvo que habrá una “obligación de participar de un proceso previo de mediación en ciertos casos, una obligación de acompañar u ofrecer toda la prueba junto con la demanda, la eliminación de la réplica y dúplica, facultades probatorias de oficio por parte del tribunal hasta antes del término de la audiencia de juicio y obligación de dictar fallo dentro de plazo, entre muchos más”.

Por su parte, Álvaro Awad se refirió a las técnicas de litigación oral. Durante su presentación habló sobre el rol que pasará a jugar la oralidad en el nuevo proceso civil y los nuevos desafíos que presentará para los litigantes.

Al respecto, analizó los breves espacios de oralidad que existen en el proceso actualmente vigente para luego explicar los estándares que fija el proyecto de ley para el proceso civil reformado con énfasis en la inmediación y la concentración, y en el detalle de las audiencias que forman el “corazón de los nuevos procedimientos”.

“El proceso reformado no pasará a ser completamente oral, sino que, reconociéndose la complejidad del conflicto civil, se busca mantener un equilibrio entre oralidad y escrituración”, expuso el profesor.

Para concluir Awad realizó el ejercicio de imaginar cómo será cada audiencia en la práctica con énfasis en la tramitación de incidentes, para finalizar con el análisis de materias propias de la litigación oral “como la importancia de seleccionar la mejor teoría del caso disponible”. “Esta estrategia abarca desde la teoría jurídica hasta la prueba necesaria para acreditar cada uno de sus elementos o requisitos. Finalmente, se analizó la importancia que pasarán a tener los exámenes directos y contra exámenes de testigos, el sistema de objeciones a preguntas, y el alegato de clausura o de observaciones a la prueba”, reflexionó.