El Segundo Juzgado de Familia de Santiago acogió una demanda de reclamación de maternidad del hijo de 8 años en la actualidad de una pareja lesbomaternal, que contrae matrimonio en Francia y formaliza su unión civil en Chile, cuyo hijo fue concebido a través de un procedimiento de fertilización asistida.

“Enfrentamos un problema de filiación de un niño respecto de su madre, el que podría ser consecuencia de un vacío legal que toca al Juez integrar ya sea con la aplicación de otras normas o principios y siempre teniendo en especial consideración el interés superior de (…), como principio sustantivo del derecho de familia”, dice el fallo.

“Estando acreditado en autos por la declaración de los seis testigos detenta la posesión notoria de la calidad de hijo de doña (…) y por aplicación a tal hecho del artículo 200 del Código Civil, esta sentenciadora tiene por suficientemente acreditada la filiación reclamada”, establece el tribunal.

Además, aseguró que se “satisface plenamente el interés superior de (…) entendido en el caso sub lite como el respeto irrestricto a su derecho a la identidad, contemplado en el artículo 7 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, derecho personalísimo, inherente a toda persona, independiente de su edad, sexo o condición y que dice relación en el caso de autos con el derecho a que la persona que decidió traerlo a la vida, que lo cuida, cría, educa y vive con él desde su nacimiento, lo sea también frente a la ley, otorgándole su nacionalidad francesa, (…) obviando toda discriminación odiosa que pudiera afectarlo respecto de sus hermanos menores. Sin perjuicio de constituirse entre ellos el estatuto de derechos y obligaciones materno filiales, necesarios para salvaguardar toda discriminación odiosa o falta de igualdad que pudiera afectar a (…) por causa de su origen”.

De esta manera, estableció que en virtud del interés superior de los niños, niñas y adolescentes y en resguardo del derecho de identidad se debe acceder a la reclamación planteada para evitar una discriminación respecto del niño. Asimismo se ordenó al Registro Civil e Identificación inscribir al niño como hijo de sus dos madres.