Por unanimidad, la comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar el proyecto de Ley Dominga,  que establece un estándar especial en relación con el manejo clínico y acompañamiento a madres y padres que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal.

La iniciativa busca que todas las instituciones de salud ya sean públicas o privadas, cuenten con un protocolo universal en caso de muerte perinatal o gestacional, con manejo clínico y acompañamiento psico-emocional acorde, para contener a la madre, al padre y al núcleo más cercano del nonato o mortinato fallecido.

Además, entrega al Ministerio de Salud la responsabilidad de dictar una norma técnica que establezca los mecanismos o acciones concretos que deberán realizar los establecimientos de salud para resguardar el derecho de los pacientes a recibir un trato digno y respetuoso en todo momento y en cualquier circunstancia.

La iniciativa de las senadoras Marcela Sabat, Carolina Goic, Yasna Provoste y Ena Von Baer, y el senador Rabindranath Quinteros, ya había cumplido un primer paso en el Senado el pasado mes de junio, donde también fue aprobado.