En la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua, tomó juramento Joaquín Nilo Valdebenito, el nuevo fiscal judicial titular del tribunal de alzada, quien anteriormente se desempeñaba como se desempeñaba como juez del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua.

“En lo personal estoy feliz de llegar a la Corte, un desafío profesional para el cual me  preparé y siento que desde la perspectiva de mi carrera,  ejerceré mi cargo con templanza, prudencia y sentido de justicia para toda la jurisdicción, y en ese marco espero resolver causas que se sometan a mi conocimiento. También siento que es un reconocimiento para todos los jueces de la región, que uno de los suyos llegue a este  alto tribunal”, aseguró Nilo Valdebenito.

El pleno de ministro estuvo presente en el acto de juramentación, que además fue transmitido de manera virtual a través de la plataforma Zoom. La presidenta de la corte, Marcela de Orúe, señaló que “estamos todos muy contentos con el nombramiento. Por una parte es muy importante para el funcionamiento de la Corte –que ahora se encuentra con su integración completa- pero especialmente por la persona. Al nuevo fiscal lo conocemos hace muchos años, tenemos muy buena opinión, es un juez muy estudioso  y criterioso, lo que nos da visos de que efectivamente  su aporte en esta Corte va a ser muy relevante”.