Finalmente toda la Región Metropolitana contará con los exitosos Tribunales de Tratamiento de Drogas (TTD), luego de que las últimos dos juzgados de garantía que faltaban -Melipilla y Cuaracavi- se sumaran a este programa de justicia restaurativa, que permite a personas imputadas y con consumo problemático de drogas y/o alcohol dejar sus adicciones.

La jornada de instalación del programa TTD se realizó de forma remota y contó con la participación de Roberto Contreras, ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel e interlocutor a nivel nacional del programa; del director del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Carlos Charme; la Defensora Regional Metropolitana Sur, Loreto Flores; el Fiscal Regional Metropolitano Occidente, José Luis Peréz; la defensora local jefe Occidente, Mitzi Jaña; además de jueces y funcionarios de los tribunales de Melipilla y Curacaví, los alcaldes de ambas comunas, profesionales de la Unidad de Seguimiento del Programa TTD y diversos profesionales de Senda que conforman los equipos y duplas sicosociales de esta iniciativa.

«La capacidad que ha tenido el programa TTD de instalarse como una respuesta asertiva, inteligente, novedosa, que de alguna manera integra a todos los estamentos de nuestra sociedad y del sistema de justicia: los jueces, el Ministerio Público, la Defensoría Penal Pública, los centros de tratamiento, las duplas sicosociales de Senda y todos aquellos que participan intensamente en el programa”, aseguró el ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Roberto Contreras.

Por su parte, Loreto Flores, destacó que el TTD es una demostración de que las instituciones que trabajan coordinadas pueden cambiar la vida de las personas. ”Es en este programa donde se toca la vida de las personas, y con ello ayudamos no sólo a los usuarios, sino incluso a familias completas”.