La Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados ratificó el informe de la Comisión de Salud y aprobó el proyecto de ley que busca entregar fuero laboral y descanso compensatorio para el personal de salud que ha trabajado durante la pandemia del COVID-19.

La iniciativa que fue despachada al Senado, busca que durante la vigencia del estado de excepción constitucional por calamidad pública, declarado el 18 de marzo de 2020, y hasta por un año después del término de su última prórroga, gozará de fuero laboral todo el personal directivo, profesional, técnico, administrativo y auxiliar de los servicios de salud, de la atención primaria de salud.

El personal de Subsecretarías, Superintendencia y Secretarías Regionales Ministeriales del ramo; del Instituto de Salud Pública; la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud; del Servicio Médico Legal; y del Fondo Nacional de Salud, también podrán optar al beneficio.

Además el texto especifica que los trabajadores que se hayan encontrado prestando servicios desde el 18 de marzo de 2020 y sin distinción de la calidad contractual, tendrán derecho a un descanso compensatorio especial de catorce días hábiles, con goce de remuneraciones y compatible con los feriados legales correspondientes.

De ser aprobada en el Senado, esta medida se aplicará a quienes se desempeñan en establecimientos de salud de carácter experimental, hospitales universitarios, hospitales institucionales de Fuerzas de Orden y Seguridad; de establecimientos auto gestionados en red del país; y, en general, de la red asistencial que sean prestadores de salud públicos o privados, así como de farmacias y almacenes farmacéuticos, sin distinción de la calidad contractual con dichos prestadores.

La iniciativa promovida principalmente por la diputada Karol Cariola (PC) considera entre sus argumentos que el COVID-19 ha tenido como consecuencia una recarga laboral en funcionarios que se desempeñan en establecimientos de salud y en otros organismos relacionados.