Ante el aumento en los recursos de amparo que reciben las cortes de apelaciones del país por el aumento de decretos de expulsión del país, el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva Gudenlach, instruyó disponer de las medidas necesarias para reunirse hasta en horas inhábiles para dar resolución de admisibilidad a aquellos recursos que requieran atención urgente.

«Se instruye a las cortes que deben arbitrar un sistema que permita que se pronuncien oportunamente ante la interposición de recursos de amparo en días o en horas inhábiles, disponiendo las medidas necesarias para que el tribunal sesione oportunamente, aun en día inhábil, si resulta imprescindible», dice la instrucción.

La resolución se dictó tras detectar, que en algunos casos, las cortes de apelaciones diferían para el día hábil siguiente la  resolución de la admisibilidad de recursos de amparo.

Al respecto, Silva aseguró que “dichos tribunales se encuentran investidos de las atribuciones destinadas a mantener incólume el principio de supremacía constitucional, y obligados actuar con prontitud en la salvaguarda los derechos esenciales que emanan de la dignidad humana ante su eventual puesta en peligro al margen del ordenamiento jurídico”, considerando que en muchos casos la interposición de recursos de amparo a «favor de personas que denuncian actos a materializarse”, como por ejemplo la expulsión de extranjeros del país según la Ley de Migración, se realiza “en días y horas inhábiles».

El domingo pasado, la Sexta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago debió realizar una sesión extraordinaria por la recepción de un recurso de amparo presentado en favor de una ciudadana venezolana con decreto de expulsión del país.

La sala acogió una orden de no innovar y solicitó al recurrido informe en un plazo de 24 horas sobre la expulsión, considerando tras el análisis de los antecedentes que “la orden de expulsión se dictó sin que se haya garantizado el principio de contradictoriedad, es decir, sin haberse otorgado al sancionado el plazo razonable para preparar su defensa y responder adecuadamente, ni la oportunidad para producir y refutar pruebas. De hecho, no existió siquiera la apertura de un término probatorio”, según se especifica en el fallo.

Desde este lunes 7 al jueves 10 de junio se han acogido cinco recursos de amparo, tres por la Corte Suprema, uno por la corte de Valparaíso y uno por la Corte de Arica. Tras el análisis de los antecedentes, las cortes la acción de amparo interpuesta en favor 35 personas extranjeras a las que se le anuló la expulsión del país.