Al 24 de mayo, veinticinco imputados por la comisión de delitos vinculados al Estallido Social se mantienen con medida cautelar de prisión preventiva, así lo dio a conocer la Fiscalía Nacional. Se trata de adultos formalizados por diversos delitos cometidos entre el 18 de octubre y el 31 de diciembre de 2019.

Entre las causas que se investigan se cuenta: un imputado por la comisión de homicidio consumado y tres homicidios frustrados; tres personas por activación y/o lanzamiento de bombas molotov; dos imputados por robo con intimidación o violencia; siete por el delito de incendio; tres por porte ilegal de armas; y otros cuatro por robo en lugar no habitado.

Quien menos tiempo ha permanecido en prisión preventiva es un imputado por el delito de robo no habitado, con 22 días. Mientras que la persona con mayor periodo privada de libertad corresponde a un adulto investigado por el delito de activación de bomba molotov, con 581 días y cuya medida cautelar ha sido revisada y en 9 ocasiones por los Tribunales de Garantía, confirmada 2 veces por la Corte de Apelaciones y ratificada 2 veces por la Corte Suprema.

De los 25 imputados, ocho están acusados y en espera de juicio oral, procedimiento que se ha visto postergado a consecuencia de la pandemia. Para ellos, la Fiscalía solicita diversas penas, entre las que destacan 20 años de presidio por el delito de homicidio consumado y frustrado; 14 años por los delitos de porte ilegal de armas de fuego y municiones, y microtráfico; 12 años por el delito de incendio, y 5 años y un día por el incendio de una tienda comercial.

Entre el 18 de octubre y el 31 de diciembre de 2019, ingresaron 41.075 casos relacionados a delitos de daños, robos, desórdenes y ley de control de armas, entre otros. A la fecha se han dictado un total de 4.771 sentencias condenatorias respecto de 3.879 personas a quienes se les ha atribuido uno o más delitos, y 149 sentencias absolutorias correspondientes a 127 imputados.