La vacante producida por el fallecimiento del ministro Carlos Aránguiz Zúñiga ya tiene nueva magistrada. Se trata de la ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel María Teresa Letelier Ramírez, quien en votación unánime fue nombrada por el Senado como la nueva integrante del máximo tribunal del país.

La ministra Letelier es abogada de la Pontificia Universidad Católica de Chile y su carrera judicial la inició en el año 1981 como secretaria del 1º Juzgado civil de Puente Alto. Con su nombramiento y juramentación se convertirá en  en la octava integrante en el máximo tribunal del país sumándose a las actuales ministras Rosa María Maggi, Rosa Egnem, Gloria Ana Chevesich, Andrea Muñoz, Ángela Vivanco, María Angélica Repetto y Adelita Ravanales. Asimismo se suma la actual fiscala judicial Lya Cabello.

Letelier cuenta con vasta experiencia, en 1991 fue designada secretaria del 1º Juzgado del crimen de Santiago. Posteriormente, en 1993 asume jueza del  7º Juzgado del crimen de Santiago. Mientras que en el 2002 es nombrada ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel y el año 2012 fue la presidenta del tribunal de alzada san miguelino.

La ahora nueva integrante del máximo tribunal fue profesora de la cátedra de derecho procesal penal en la Escuela de Formación de Oficiales de Carabineros de Chile por 25 años, y docente en los programas de formación, perfeccionamiento y habilitación de la Academia Judicial desde su creación.  

También ha sido tutora en los programas de formación para jueces, de perfeccionamiento para funcionarios y de habilitación para el cargo de Ministro y Fiscal Judicial, y formó parte también del consejo directivo de la Academia Judicial por cuatro años, entre los años 2012 y 2015.

Con la llegada de Letelier, la Corte Suprema quedó compuesta por ahora con 11 hombres y ocho mujeres. Aún quedan dos puestos por llenar para completar los 21 jueces que integran la instancia. 

Los otros dos cupos pendientes son de abogados externos al Poder Judicial, luego que en febrero pasado jubilaran los ministros María Eugenia Sandoval, de la Tercera Sala Constitucional y Carlos Künsemüller, de la Segunda Sala Penal.