Con la audiencia de presentación de alegatos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) inició el juicio por una demanda contra el Estado de Chile presentando por la profesora de religión Sandra Cecilia Pavez Pavez quien denuncia su inhabilitación docente debido a su orientación sexual.

Pavez se habría desempeñado en el cargo por más de 22 años en una institución de educación pública, sin embargo el 25 de julio de 2007 la Vicaría para la Educación del Obispado de San Bernardo revocó su certificado de idoneidad, requerido por el Ministerio de Educación para ejercer como profesora de religión, con base en su orientación sexual, motivo por el cual ya no podía ejercer como docente.

La CorteIDH escuchó el testimonio de Pavez. «Con el obispo me dijeron que yo tenía el demonio dentro y que necesitaba un tratamiento psicológico y psiquiátrico para poder curarme de la enfermedad. Considero que la orientación sexual no era una enfermedad y ahí me dijo que si no yo iba a perder mi trabajo como profesora de religión, y también el obispo me dijo que si iba ante la Corte Suprema él tenía ahí amigos», expuso la profesora y consigna Cooperativa.

«Es el primer caso de discriminación con base en el ámbito por orientación sexual en el ámbito laboral educativo. (…) La Corte podrá profundizar sobre las obligaciones de carácter inmediato en materia de no discriminación, derecho al trabajo en la función pública y poder establecer parámetros para que los Estados garanticen que sus políticas en materia de educación pública combatan los patrones sociales y culturales discriminatorios», expresó en la audiencia el representante de la CIDH, Joel Hernández.

Rodrigo Uprimny Yepes, perito presentado por la comisión en la audiencia expresó que el «el elemento fundamental es que durante muchísimos años la señora Pavez fue profesora de religión y nadie la cuestionó», solo hasta que su vida privada se hizo pública.

Por su parte, José Luis Lara Arroyo, perito presentado por los representantes del Estado, argumentó el enfoque en el estatuto jurídico de los profesores de religión. «No todo trabajador es funcionario público y hay que hacer una distinción (…) Va a depender del proceso de municipalización de la educación en la década de los 80 en Chile, si el docente pertenece a un adscrito a una corporación municipal como el caso de la profesora Pavez Pavez», detalló.

Este jueves se continuará con los alegatos finales de las partes.