Ocho magistrados de diferentes tribunales de Juicio Oral en lo Penal de la Corte de Valparaíso fueron destinados a los juzgados de Familia de la jurisdicción, para el despacho diario derivado de las solicitudes de retención de los dineros correspondientes al retiro del 10% de los fondos de las Administradoras de Fondos de Pensiones y de los bonos de contingencia percibidos por los alimentantes, debido al creciente número de causas.

Según explicó el presidente del tribunal de alzada porteño, ministro Pablo Droppelmann Cuneo, en virtud de lo dispuesto en las leyes 21.248 y 21.252 y las demás leyes relacionadas, este refuerzo a los once juzgados de Familia de la jurisdicción busca dar respuesta a la tramitación de solicitudes para la retención de  dineros correspondientes al retiro del 10% de los fondos previsionales.

La medida se extenderá por cuatro semanas, aunque su evaluación definirá si se mantiene por más tiempo del planificado.

El ministro Droppelmann precisó que la distribución de jueces orales se realiza de conformidad con lo dispuesto en el protocolo operativo de funcionamiento de tribunales por medios telemáticos durante la contingencia provocada por Covid -19 (AD-335-2020), emitido por la Corte Suprema de 28 de noviembre de 2020.