Tras comprobarse su participación como autor de los delitos consumados de cohecho y violación de secretos, en el denominado caso “Luminarias”, el pleno de la Corte de Apelaciones de Chillán aplicó la máxima sanción administrativa al juez de policía local de Pemuco, Marcelo Iván Campos Henríquez y elevó los antecedentes a la Corte Suprema para que evalúe la remoción del cargo.

Por faltar gravemente al principio de integridad que debe regir la conducta del cargo de juez de policía local, afectando no solo al tribunal en el cual servía, sino que, además, a la correcta administración de justicia y a la confianza de la ciudadanía en los tribunales, en fallo unánime se estableció la suspensión de funciones de Campos Henríquez por cuatro meses, quien actualmente cumple la medida de prisión preventiva.

La resolución de la causa rol 909-2020 establece que: “En el caso del señor Campos Henríquez, resulta evidente que tener el carácter de imputado formalizado como autor de los delitos consumados de cohecho y violación de secretos, además de encontrarse desde el mes de mayo de 2020 sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva por tales hechos, constituye una irregularidad que afecta la integridad de la conducta que le es exigible, ya que aun cuando de los antecedentes allegados a esta investigación administrativa, aparezca que los hechos por los cuales ha sido formalizado, se vinculan a circunstancias ajenas a su labor como Juez de Policía Local de la ciudad de Pemuco, su conducta, inequívocamente genera desconfianza entre quienes recurren a los tribunales y afecta el decoro que le exige el ejercicio de tal magistratura”.

Para el tribunal de alzada: “(….) como corolario de lo que se viene razonando, en lo que compete a este Tribunal Pleno, se concluye que la conducta del señor Campos Henríquez, es constitutiva de responsabilidad disciplinaria, al configurarse a su respecto, el supuesto del artículo 544 N° 4 del Código Orgánico de Tribunales. Lo anterior, sin perjuicio de lo que se resuelva en definitiva en sede penal”.

Asimismo, dispuso que: “(…) atendidos los hechos objeto de esta investigación y la naturaleza de la sanción impuesta, remítanse copia de esta resolución y de los antecedentes que obren en la carpeta investigativa a la Excelentísima Corte Suprema para que, si lo estima pertinente, realice la declaración de mal comportamiento, en virtud de lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley N°15.231 y acuerde, la remoción del señor Marcelo Campos Henríquez del cargo del cual es titular”.