Con la participación de 800 personas se llevó a cabo el seminario sobre “Dificultades en la investigación y valoración de la prueba en las denuncias de casos de acoso sexual laboral”, organizado por la Secretaría de Igualdad de Género y No Discriminación del Poder Judicial.

“A pesar de sus nocivas consecuencias, estos comportamientos lamentablemente gozan de una tolerancia social e incluso, en muchos casos, se traducen en conductas naturalizadas que no son identificadas como acoso sexual. Por desgracia el acoso sexual existe como una práctica extendida pero oculta, y, lamentablemente, el Poder Judicial no es ajeno a esta realidad” señaló en su discurso inaugural el presidente Guillermo Silva.

Posteriormente y a partir de una revisión desde la doctrina y jurisprudencia, el abogado y académico de la Universidad Diego Portales, José Luis Ugarte, presentó los principales contenidos del informe en derecho sobre acoso sexual y sexista en el trabajo, elaborado a solicitud de la Secretaría Técnica de Igualdad de Género.

Durante el seminario también se conocieron las experiencia, las fortalezas, debilidades y aspectos críticos de las investigaciones disciplinarias  de acoso sexual, realizaron por de la Corte de Apelaciones de San Miguel, la Unidad de Investigaciones  Especializadas en Acoso Sexual, Laboral y Discriminación de la Universidad de Chile y la Unidad de Protección de Derechos Funcionarios de la Contraloría General de la República.

“A considerar que el acoso sexual es un ilícito pluriofensivo, que lesiona derechos fundamentales y entender que la línea de la ilicitud es aquella que marca lo que el profesor llama “la falta de deseo”, donde el silencio de la trabajadora, por la causa que sea, no supone consentimiento; aquí, desde la perspectiva de género, no debemos olvidar que el acoso sexual se inscribe en un entramado de relaciones donde existe un desequilibrio de poder entre las personas, desfavorable y con mayor impacto sobre las mujeres, lo que unido a las dificultades de prueba, obstaculizan la denuncia por parte de la persona acosada”, expuso la ministra de la Corte Suprema, Andrea Muñoz, tomando en consideración el informe de José Luis Ugarte.

Finalmente, la ministra recalcó el firme compromiso del Poder Judicial  por trabajar en erradicar el acoso sexual de la institución.