Restitución de fondos y bono a cuentas sin saldo, es parte de las propuestas del proyecto anunciado este domingo por el Presidente Sebastián Piñera, que será ingresado este lunes al Congreso con la máxima urgencia.

Según explicó el Presidente Piñera, la iniciativa “soluciona muchos de los problemas del proyecto que recientemente aprobó el Congreso. Al igual que el proyecto aprobado el viernes pasado, el del Gobierno “va a permitir a todos los cotizantes retirar un 10% de sus ahorros previsionales con un máximo de 150 UF ($4.421.100) (…) y un mínimo de 35 UF ($1.031.590)”.

Una de las diferencias entre ambos proyectos se refiere al pago de impuestos. La iniciativa parlamentaria no contempla el cobro de ningún tipo de impuestos, sin embargo, es importante recordar que el proyecto señala que el dinero extraído puede ser retenido cuando existen deudas por pensión de alimentos; mientras en el del Gobierno se pagarán impuestos los cotizantes pertenecientes al 10% de más altos ingresos.

En cuanto al reintegro de fondos, el proyecto del Gobierno propone una cotización adicional con el fin de restituir lo retirado de sus cuentas individuales, de esta manera se incrementará en 1% la cotización mensual que estará a cargo del empleador.

Adicionalmente, el Estado le otorgará otro 1% con el fin de incentivar su reintegro, con un tope de 0,3 UF, la que será integrada en la cuenta individual de cada trabajador. Quienes no realicen retiros, igualmente el Estado les aportará el 1% con un tope de 0,3 UF con el fin de contribuir al mejoramiento de sus ahorros previsionales, consigna Meganoticias.

Por su parte, la iniciativa parlamentaria aunque no contempla un reintegro de fondos, sí señala que quienes realizaron la extracción pueden aumentar un punto porcentual su cotización obligatoria, de forma voluntaria, llegando a un 11% de sus remuneraciones y rentas imponibles, por un periodo mínimo de un año. Además, estas personas podrían recibir un aporte fiscal a su cuenta individual por cada año en que se postergue la pensión.

Otra diferencia entre los proyecto está relacionada con el bono a cuentas sin saldo. El Gobierno propone un bono de $200.000 para los más de tres millones de afiliados que se quedaron sin saldo en sus cuentas previsionales, mientras que la iniciativa parlamentaria no contempla ninguna medida para aquellas personas que quedaron con saldo cero en sus cuentas.

Para finalizar, uno de los argumentos del Gobierno para introducir el requerimiento ante el Tribunal Constitucional para frenar el tercer retiro del 10%, es la propuesta de los parlamentarios sobre el retiro de las rentas vitalicias que propone el adelanto del pago. “El retiro que efectúen los pensionados o sus beneficiarios que opten por solicitarlo, se imputará al monto mensual de sus rentas vitalicias futuras, a prorrata, en forma proporcional y en igual porcentaje que aquel que represente el monto efectivamente”.

A pesar de que el Gobierno argumentó falta al derecho de propiedad y a la igualdad ante las cargas públicas con la propuesta de retiro de las rentas vitalicias, en el proyecto que plantearon este domingo dan pie al retiro argumentando que se otorgará un adelanto para pensionados de renta vitalicia, de hasta un 10% de su reserva técnica, con un tope de 100 UF ($ 2.9 millones aproximadamente). Este se le descontará, con un tope de 10% de su renta vitalicia, hasta enterar el monto total del anticipo.