La Corte Suprema declaró inadmisible el recurso de casación en el fondo deducido por herederos de sucesión en contra de la sentencia que rechazó reclamo interpuesto en contra de las liquidaciones por impuesto al valor agregado, impuesto de primera categoría, reintegro impuesto de primera categoría y de impuesto único artículo 21 de la ley de la renta.

En fallo unánime (causa rol 144.317-2020), la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Haroldo Brito, Manuel Antonio Valderrama, Leopoldo Llanos y las abogadas (i) María Cristina Gajardo y Pía Tavolari– no dio lugar al recurso, tras establecer que no plantea las supuestas infracciones de derechos en que habría incurrido la sentencia impugnada.

«Que, a su vez, de acuerdo a lo prevenido en el artículo 772 N° 1) del Código de Procedimiento Civil, el escrito en que se deduzca el recurso de casación en el fondo debe señalar en qué consiste el o los errores de derecho de que adolece la sentencia recurrida, y el modo en que ése o ésos errores influyen sustancialmente en lo dispositivo de la sentencia», sostiene el fallo 

La resolución agrega: «Que analizado el recurso a la luz de las disposiciones legales referidas, y de una atenta lectura del mismo, se aprecia que la recurrente no señala específicamente cómo en fallo objeto del recurso se violan las normas denunciadas como infringidas, sino que lo que hace es discrepar de las conclusiones del fallo, de la apreciación y valoración de la prueba aportada por su parte, lo que claramente constituye un reclamo distinto a los errores de derecho denunciados; echándose de menos en consecuencia, que no se denunciara la vulneración al artículo 132 del Código Tributario, en especial a las normas de la sana crítica y los principios contenidos en ella que se hubiesen visto amagados en la sentencia objeto del recurso; no siendo suficiente enunciarlo en alguno de los pasajes de su recurso; lo que es imprescindible atendida la naturaleza de derecho estricto de este extraordinario arbitrio de nulidad sustancial».