Tras la muerte de dos pequeños, un niño de 6 y una niña de 5 años, en encerronas ocurridas en Maipú y Huechuraba la última noche, la Corte Suprema planteó, ante una eventual reacción legislativa en el Congreso, que incrementar las penas «no disminuye los delitos».

«La ciencia penal moderna ha demostrado que eso es una etapa ya superada por el derecho penal, de decir que la pena tenía una finalidad preventiva y punitiva, que era retributiva: que cometes un delito y yo te devuelvo el mal que nos hiciste con esta pena», sostuvo Guillermo Silva, presidente del máximo tribuanl.

El magistrado expuso que «el derecho penal moderno tiende a establecer penas que contribuyan a la resociabilidad de los delincuentes», frente a lo cual Chile debe hacerse varias preguntas: «¿Estamos preparados para eso? ¿Tenemos los medios para resociabilizar y rehabilitar a los delincuentes?».

«No siempre penas mayores disminuyen la delincuencia», insistió, instando que, en caso de que se propogan cambios en materia penal, «los legisladores tienen que ser racionales y no pasionales», consigna Cooperativa.

En este marco, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, adelantó que en los próximos días el Gobierno ingresará al Congreso la propuesta que trabaja desde hace varios años para un nuevo Código Penal, con la que busca instalar un enfoque en la efectividad de las penas, por sobre la duración de estas.

«Más que hacer reacciones específicas, que es lo que se ha hecho en las últimas décadas, de que hay un problema, se dicta una nueva legislación penal con penas muy altas, y eso pierde la sistematicidad; vamos a presentar un Código Penal que va a poner la mano firme en aquellas situaciones más complejas, de más común ocurrencia, que permitan, más que tener penas muy altas, (sí) penas efectivas para quienes cometan ilícitos que sean considerados atentatorios contra al vida de las personas o de la convivencia social», afirmó.

Explicó que «este Código Penal nos permita enfrentar de forma sistemática la efectividad de las penas para asegurar cárcel a quienes cometan estos delitos, y no que (actualmente, en algunos casos) son condenados a cinco años de cárcel, sin embargo, no pasan un día en ellas».

«Hay toda una mirada distinta que esperamos promover desde este nuevo Código Penal que esperamos presentar a tramitación legislativa en los próximos días», enfatizó.