El Tribunal Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago acordó disponer de una serie de medidas con el objeto de regular y uniformar el uso de herramientas informáticas  por parte de los notarios de la jurisdicción. 

La resolución  indica que  «el propósito de esta regulación está en propiciar  el uso de sistemas telemáticos y de las tecnologías de la información en las diversas actividades que ejecutan tales ministros de fe, pero de un modo que suponga compatibilizar la optimización del servicio y la entrega de las mayores facilidades posibles a los usuarios con la necesidad de asegurar debidamente la fe pública». 

Agrega que «se ha estimado necesario abordar los aspectos relacionados con el uso de la firma electrónica avanzada por parte de los ministros de fe, la autorización de firmas estampadas en instrumentos privados, por medios telemáticos, el uso de plataformas electrónicas o a distancias como mecanismo de verificación de identidad, la situación especial de los títulos de créditos y las restricciones legales que derivan del factor territorial para las posibilidades de actuación de los notarios. Se procura entonces evitar los excesos y velar porque las actuaciones notariales se ajusten a la normativa vigente, en particular, a las prescripciones de la ley N° 19.799 y del Auto Acordado «sobre uso de documento y firma electrónica por notarios, conservadores y archiveros judiciales», contenido en el Acta N° 163-2006 de la Excma. Corte Suprema y resolución de 17 de septiembre de 2008 del mismo tribunal».