La Corte Suprema declaró inadmisible el recurso de unificación de jurisprudencia presentado en contra de la sentencia que acogió demanda de declaración de unidad económica de tres empresas de Iquique.

En fallo unánime (causa rol 140.176-2020), la Cuarta Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Gloria Ana Chevesich, Mauricio Silva Cancino, Mario Gómez y los abogados (i) Leonor Etcheberry e Íñigo de la Maza– descartó vicios en la sentencia impugnada, dictada por la Corte de Apelaciones de Iquique, que confirmó que las recurrentes –Sociedad Educacional Uruchi Limitada, Constructora Fides Limitada y la Inmobiliaria Faith Limitada–, constituyen una unidad económica, por lo que deben responder solidariamente por prestaciones laborales y pago de las cotizaciones previsionales adeudadas a la demandante.

«Que el recurso propone como asunto para su unificación acerca de la interpretación del artículo 3° del estatuto laboral, reprochando que la sentencia impugnada al determinar la existencia de unidad económica, prescindió de los elementos para efectos de establecer la configuración de una dirección laboral común, éste, en cuanto elemento determinante que debe probarse suficientemente», plantea el fallo.

Para el máximo tribunal: «(…) sin embargo, conforme fluye de la lectura de la decisión impugnada, carece de un pronunciamiento de fondo, por cuanto rechazó el arbitrio de nulidad por consideraciones de carácter adjetivo o formales, no relativas a la cuestión levantada por el libelo recursivo».

«En efecto –prosigue–, se desestimaron tanto la causal de invalidación principal, correspondiente a la contenida en el artículo 477 del estatuto laboral, como las subsidiarias de los literales b) y d) del artículo 468 del mismo texto; la primera, se hizo recaer en la infracción de los preceptos que indica fundada en dos cuestiones, por un lado, reprochando el hecho de haberse incurrido en un vicio en la notificación de una de las demandadas; y, por otro, por haberse reproducido solo parcialmente los antecedentes de la causa que se tuvo a la vista».

«Tal motivo fue desestimado, por tratarse de vicios que se verifican en la tramitación del proceso, pero que no dicen relación con una infracción legal en la dictación de la sentencia, añadiendo que, incluso, ‘… se omite por completo señalar en el desarrollo del libelo de recurso cuál sería en concreto la norma infringida, si la infracción se cometió por errónea aplicación o por errónea interpretación normativa, y, por último, el señalamiento de cuál debió ser la ley aplicable‘», añade.

«En su segundo aspecto, agrega que ‘… fundándose la causal en consideraciones fácticas y no del derecho aplicable a la solución, y teniendo en consideración el carácter formal del recurso de nulidad, el presente arbitrio no puede ser sino rechazado‘». Desestimando, además, «(…) las causales subsidiarias, por no verificarse el vicio acusado», consigna la resolución.

«Que, como se observa, la sentencia impugnada carece de un pronunciamiento sustancial que diga relación con la materia de derecho propuesta, lo que hace estéril el intento de compararla con aquéllas que trae como contraste, siendo, por tanto, inadmisible», concluye.