Desde el Gobierno galo buscan dar un paso adelante en la defensa del medio ambiente, con la creación de una figura legal específica denominada “ecocidio”, con el que esperan condenar y disuadir los delitos de “contaminación” y “atentado deliberado contra el medioambiente”.

En esa línea el ministro de Justicia Enric Dupond-Moretti, señaló que con esta tipificación “Las condenas van de tres a diez años de cárcel, según se trate de una infracción de imprudencia, una violación manifiestamente deliberada de una obligación o, la más alta, una infracción intencionada”, además se incluyen multas, las que pueden variar entre 375.000 euros y 4,5 millones (444.000 a 5,4 millones de dólares).

Además, en conjunto con la nueva ley, el Ejecutivo francés proyecta que se deberán establecer tribunales ambientales especializados en todos los tribunales de apelación y otorgar la condición de policía judicial a los agentes de biodiversidad, consigna Soy Chile. Cabe destacar que esta es una de las propuestas realizadas en la Convención por el Clima, que fue creada en octubre de 2019 a iniciativa del presidente francés, Emmanuel Macron.