El Tribunal Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago resolvió hoy sancionar a uno de sus integrantes, el ministro Juan Antonio Poblete, por el atraso en la dictación de sentencias.

Fue en abril de este año, cuando se inició la investigación para indagar su responsabilidad en el atraso en la redacción de 80 fallos, la cual quedó a cargo del presidente de la Corte, Hernán Crisosto.

En su oportunidad, su defensa argumentó que en el retraso «no hay dolo» y que el ministro sufre un «trastorno depresivo» y otras enfermedades, aunque acotando que estos no resultaban invalidantes.

Ya en las últimas horas, el tribunal de alzada aprobó la propuesta del ministro instructor de aplicar la medida disciplinaria de suspensión de funciones por cuatro meses con goce de medio sueldo durante dicho período.

A esto último, se abonará el tiempo que el ministro pasó alejado del cargo que medió entre la aplicación de la suspensión provisoria y la fecha en que la sentencia adquiera el carácter de firme o ejecutoriada. En junio se dispuso su suspensión consigna Emol.

El caso podría incluso implicar su salida del tribunal de alzada capitalino, ya que este tribunal resolvió además solicitar a la Corte Suprema disponer el traslado del aludido juez. Lo resuelto aún puede ser apelado ante el máximo tribunal.