El Congreso despachó a ley este miércoles el proyecto que incorpora a las trabajadoras de casa particular en el segudo de cesantía, iniciativa impulsada por el Gobierno y que fue clave para lograr un acuerdo con la oposición en la extensión de la Ley de Protección del Empleo.

Esta propuesta fue ingresada el 26 de agosto y exactamente tres semanas después terminó su tramitación: la Cámara Baja la aprobó, por la unanimidad de 147 votos a favor, en su segundo trámite, ratificando el texto que había salido del Senado en su primer trámite. De esta forma, quedó listo para ser promulgado por La Moneda.

La próxima ley (ver boletín 13742-13) incorpora a trabajadoras o trabajadores de casa particular a las prestaciones del Seguro de Desempleo, tanto a la cuenta individual como al Fondo Solidario, y establece las normas para su financiamiento y los requisitos de acceso.

Respecto al financiamiento, la actual cotización del 4,11 por ciento de cargo del empleador se dividirá en dos: la primera será del 3 por ciento de las remuneraciones imponibles, que se distribuirá de la siguiente forma: el 2,2 por ciento irá a la cuenta individual y el 0,8 por ciento para el Fondo Solidario, consigna Cooperativa.

El restante 1,11 por ciento, también de cargo del empleador, financiará la indemnización a todo evento consagrada en el Código del Trabajo, para este tipo de trabajadores, cualquiera sea la causa que origine el término del contrato.

Así se distribuirá la cotización del 4,11% con cargo al empleador.

Para acceder a las prestaciones de la Ley 19.728, que regula el seguro de cesantía, deberán cumplir con los requisitos de acceso aplicables conforme a la normativa vigente al momento de la solicitud.

PODRÁN ACCEDER A LEY DE PROTECCIÓN DEL EMPLEO

Con esta nueva legislación, también podrán acceder a la Ley de Protección del Empleo, impulsada por el Gobierno en el marco de la pandemia de Covid-19 y sus consencuencias en la sociedad y la economía, y cuya aplicación recientemente fue extendida hasta marzo de 2021.

«En tanto se encuentre vigente la Ley 21.227 (que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo en circunstancias excepcionales), los trabajadores deberán registrar tres cotizaciones continuas en los últimos tres meses inmediatamente anteriores a la solicitud, o un mínimo de seis cotizaciones mensuales continuas o discontinuas durante los últimos 12 meses, siempre que al menos registren las últimas dos con el mismo empleador en el último año», explica el sitio web de la Cámara Baja.

La nueva ley también permitirá que las trabajadoras o trabajadores que tengan fondos en sus cuentas de indemnización, podrán traspasar todo o parte de ellos a la cuenta individual por cesantía y al Fondo Solidario, con el objeto de cumplir con la cantidad de cotizaciones suficientes que les permitan acceder a las referidas prestaciones.

Según el proyecto despachado, todo lo que dispuesto en él regirá para los contratos que se encuentren vigentes o que se celebren a partir de la entrada en vigencia de la ley.

«IMPORTANTE PASO PARA LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS»

«Hoy logramos un paso importante en la defensa de nuestros derechos y vamos por más», celebró en Twitter el Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular, a la vez que valoró el «apoyo transversal en el Congreso».