La Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, nombró al ministro de la Corte Suprema Manuel Antonio Valderrama Rebolledo «Profesor Honorífico» de la casa de estudios, «por su brillante trayectoria académica y profesional». Distinción que integra al ministro Valderrama al Claustro Académico del Colegio de Profesores de Derecho Penal de la prestigiosa universidad mexicana.
La decisión la informó la UNAM, tras la participación del ministro Valderrama en el Congreso Internacional Virtual de Derecho Penal, encuentro académica en cual expuso en el panel: «El Poder Judicial y la nueva tecnología».
En su exposición, la autoridad chilena abordó el cambio de paradigma que implicó, en la forma de administrar justicia en Chile, el terremoto de 2010. Año en el cual los sistemas penal, laboral y familia estaban reformados, «no eran tan profundos como en la actualidad, y no comprendían toda la variedad de necesidades jurídicas que existía».
«Si comparamos el estado de situación del Poder Judicial chileno en 2010 a 2020, las diferencias saltan a la vista. Hoy, la perspectiva de años de maduración de los procedimientos reformados y de extensión y profundización en el empleo de las diversas herramientas tecnológicas, parece mucho más sólida que antaño, lo que ha permitido que la reacción a la pandemia sea mucho mejor. En mi opinión, sin las numerosas innovaciones que el Poder Judicial ha implementado tanto en asuntos ligados a la función jurisdiccional, como a la gestión y administración de recursos humanos y financieros, el escenario actual podría ser completamente distinto», dijo.
El ministro Valderrama, además, dio cuenta de dos hechos relevantes en esta materia, relacionadas con la red de plataformas informáticas que nutre tanto a los sistemas reformados como al sistema civil y a los tribunales superiores chilenos.
«Desde el 2015, tenemos en Chile una regulación íntegra del expediente electrónico, con una Oficina Judicial Virtual en que las partes ingresan a estudiar sus causas y hacen sus presentaciones, desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora, en que quedan registradas todas las actuaciones, facilitando, gracias al uso de las tecnologías de la información y comunicación, la litigación y la labor jurisdiccional, reduciendo costos y generando nuevos beneficios a todos los usuarios», sostuvo.
«En segundo lugar, el Poder Judicial ha adoptado formas de trabajo vía videoconferencia para el desarrollo de audiencias en condiciones máximas de seguridad sanitaria. Al respecto, cabe mencionar que si bien ya antes de la emergencia sanitaria, la Corte Suprema contaba con proyectos pilotos para la realización de audiencias remotas, no fue sino hasta brote de la pandemia, que la videoconferencia se transformó en el modelo paradigmático mediante el cual el Poder Judicial chileno compatibiliza la necesidad de mantener el servicio judicial y la mantención de estándares adecuados de protección de la salud de ciudadanos, profesionales y funcionarios», resaltó.
De cara al futuro, el ministro de la Corte Suprema afirmó que se «debe profundizar el empleo de nuevas tecnologías, especialmente aquellas relacionadas con el trabajo digital y telemático, de modo de robustecer la continuidad del servicio de justicia y el acceso igualitario y democrático de los ciudadanos al mismo. Solo cabe aumentar las instancias y facilidades para que los ciudadanos -especialmente los más vulnerables- puedan comunicarse con el Poder Judicial por vías tecnológicas expeditas. Aumentar las posibilidades de empleo de redes sociales y predisponer que nuestra atención de público sea flexible, desformalizada y oportuna. Llevar a cabo el imperativo de constituir un Poder Judicial cercano a los usuarios, independientemente de que ellos se encuentren en localidades alejadas o no cuenten con recursos para acceder a tecnología o movilización».
«En segundo lugar, parece haberse impuesto la idea de que debe admitirse cierta flexibilidad realista en torno al principio de inmediación, y proponerse trabajar en remedios específicos que ayuden a prevenir riesgos -reales pero no insondables- en relación a los principios y garantías que informan el proceso. Ya no hay vuelta atrás: no debemos eliminar la posibilidad de audiencias por video conferencia, sino más bien arbitrar los medios para que estas se desarrollen de un modo legítimo y justo, sin afectar los derechos de las personas», argumentó.
El ministro Valderrama ha ejercido la docencia -como profesor de pregrado y posgrado- en derecho penal, laboral, civil desde 1993 en la Universidad de Magallanes, Universidad Alberto Hurtado y la Academia Judicial, Universidad Las Américas, entre otras. Además, es magister en pedagogía universitaria
En el seminario también participó el Juez de Policía Local de Independencia, Ernesto Vásquez Barriga, quien también fue nombrado como «Profesor Honorífico».