El Presidente Sebastián Piñera optó por la ministra de la Corte de Apelaciones de Saniago Adelita Ravanales como su nueva propuesta para integrar la Corte Suprema, en el cupo dejado por Hugo Dolmestch tras su jubilación. La elección, confirmaron desde el Ministerio de Justicia, fue enviada en las últimas horas al Senado, el que deberá confirmar o desestimar la opción. La nominación ocurre luego que la Cámara Alta rechazara el nombre del magistrado de Valparaíso Raúl Mera.

«Dentro de los motivos que se han tenido en consideración para efectuar esta nominación se encuentran los 30 años de destacada trayectoria jurisdiccional de la candidata, que deja en evidencia una enorme capacidad de trabajo, variada experiencia, amplia preparación y profundidad de conocimientos, serenidad de juicio, hoja de vida intachable, sus inquietudes en el campo de la ética judicial y una irrenunciable vocación judicial», señaló el titular de Justicia, Hernán Larraín.

Y añadió: «Se agrega a estos valores personales el enfoque de género con que el Gobierno actúa al elegir entre los postulantes a la más alta responsabilidad en la justicia chilena». La ministra Ravanales se tituló como abogada de la Pontificia Universidad Católica de Chile en el año 1988. Ingresó al Poder Judicial en 1990, y desde el año 1991 hasta el 2000, se desempeñó como relatora de la Corte de Apelaciones de Valdivia, consigna Emol.

Asimismo, entre los años 1997 y 2000, se desempeñó como relatora interina de la Suprema, para posteriormente, en el año 2002, ser designada relatora titular del máximo tribunal, cargo que ejerció hasta el año 2007, cuando fue nombrada Ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago. La Ministra Ravanales, además, es jueza tutora de la Academia Judicial, encabezando diversos programas de formación desde el año 2001, con especial énfasis en la capacitación en Ética Judicial, materia de la cual imparte enseñanza desde el año 2013.

 

Segunda nominación

A principios de agosto, el Gobierno sufrió un duro revés luego de que la Cámara Alta rechazara la nominación del ministro Raúl Mera. La elección del Mandatario fue rápidamente criticada por integrantes del PPD y el PS, quienes aludían a sentencia de Mera en el caso los Queñes, cuando él aún era juez en Rancagua.

En esta fueron absueltos cuatro ex carabineros acusados del crimen de los ex frentistas Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, cuyos cuerpos aparecieron en el río Tinguiririca en octubre de 1988 con evidentes signos de tortura Así también, por el hecho que Mera rechazara los recursos de protección presentados por la comunidad de Valparaíso a raíz de la crisis medioambiental que afectó a Puchuncaví y Quintero.