Luego de más de tres horas de votación, la Cámara Baja aprobó gran parte de las observaciones presentadas en el veto presidencial al proyecto que crea el Servicio de Protección a la Niñez, entidad que reemplazará al Sename.

Con esto, la iniciativa pasa ahora al Senado. En tanto, desde el Gobierno, la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, destacó la aprobación del veto que permite acelerar la implementación de la nueva institución de protección a menores.

Tras el informe rendido a la Sala por el diputado Marcos Ilabaca (PS), diputados del oficialismo defendieron las observaciones del Ejecutivo, especialmente, las que buscan reforzar el derecho preferente de los padres a intervenir en el cuidado y orientación de sus hijos, las que velan por el interés superior del niño y la que elimina el artículo que señala que la presente ley entrará en vigencia una vez promulgada y publicada la ley de garantías y protección integral de los derechos de la niñez y adolescencia.

En tanto, parlamentarios de oposición criticaron el veto presidencial, ya que, gran parte, según ellos, no corresponde a las ideas matrices del texto original, ponen en contradicción el derecho de autonomía progresiva con el de los padres a intervenir en la educación de sus hijos, rebajan las inhabilidades para cargos directivos en el nuevo servicio y reponen la exigencia eliminada por el Congreso, sobre la entrada en vigencia de este proyecto de ley, consigna BioBioChile.

A nombre del Gobierno, la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, reiteró la admisibilidad de todas las observaciones del Presidente de la República ya que buscan reafirmar el derecho de los padres a intervenir en el cuidado y educación de sus hijos, así como resguardar el interés superior del niño.

Detalle de veto aprobado

La primera observación aprobada suprimió del artículo 1º del proyecto, la fiscalización del Presidente de la República, al nuevo Servicio de Protección a la Niñez, que quedará sometido a la supervigilancia del Jefe de Estado, pero a través del Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

Además, incorporó que el Servicio estará sujeto a la fiscalización de la Subsecretaría de la Niñez, de conformidad a lo dispuesto en esta ley.

En virtud de una observación recalificada como admisible por la Sala se aprobó que el Servicio, en el desarrollo de su objeto, promoverá que se priorice a los niños, niñas y adolescentes sujetos de atención en la oferta de representación jurídica.

Otra norma recalificada por la Sala dispone que son también principios rectores de la acción del Servicio, sea que ejerza su función directamente o por medio de terceros, el interés superior del niño, niña o adolescente, la igualdad y no discriminación arbitraria, la autonomía progresiva de acuerdo a su edad, madurez y grado de desarrollo, además de la perspectiva de género, la inclusión, la protección social y la participación efectiva que se manifestará, entre otras formas, a través del derecho a ser oídos, junto con la libertad de expresión e información y el derecho de reunión y asociación.

Lo anterior, se plantea sin perjuicio del derecho preferente y el deber de los padres de educar a sus hijos, y de las familias, representantes legales y personas que los tengan legalmente bajo su cuidado de orientar y cuidar a los niños, niñas y adolescentes.

Asimismo, quienes ejerzan funciones en una institución colaboradora acreditada o las hayan ejercido en el último año, no podrán ser directores nacionales ni regionales del Servicio.

Este impedimento también regirá para fundadores, miembros del directorio, gerentes o administradores de un colaborador acreditado.

Gobierno valora

“Hoy, 2 de septiembre empieza la cuenta regresiva del Sename. Ese Sename que, lamentablemente, a pesar de haber sido creado para proteger a nuestros niños y niñas, terminó vulnerándolos y lamentablemente generándonos mucho dolor como país”, dijo la ministra Rubilar tras la aprobación del proyecto.

En tanto, la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, comentó que “hoy es un gran día para todos y en especial para los niños, niñas y adolescentes de Chile. Hemos logrado dar un paso más para poner fin al Sename, una deuda histórica que tenemos como país. Queremos agradecer a los diputados que dejaron de lado diferencias, para jugársela por los niños más vulnerables”, consigna BioBioChile.

El Informe del Comité de los Derechos del Niño del 2018, denunció graves vulneraciones de derechos a niños, niñas y adolescentes que se encuentran internados en centros residenciales de protección, por lo que recomienda establecer dos sistemas separados, uno sobre la protección de los niños que necesitan asistencia y otro sobre los niños en conflicto con la ley.