Tras dos meses de compleja tramitación y un intenso debate que incluyó discrepancias entre el Senado y la Cámara de Diputados que terminaron resolviéndose en Comisión Mixta, el martes el Congreso despachó el proyecto que modifica la ley de protección del empleo y flexibiliza transitoriamente los requisitos para acceder al seguro de cesantía.

Y es que, luego de que el Senado aprobara la semana pasada el informe de la Comisión Mixta, este martes los diputados hicieron lo propio y visaron la iniciativa por 125 votos a favor y 15 en contra. Con esto, dicho proyecto quedó listo para convertirse en ley, a la espera de su publicación en el Diario Oficial.

«Como Gobierno estamos muy satisfechos porque podremos seguir ayudando a los chilenos y sus familias en estos tiempos difíciles», comentó al respecto la ministra del Trabajo, María José Zaldívar. Mientras que su par de Hacienda, Ignacio Briones, expuso que la norma «costo, se demoró, pero salió. Sin duda, algo muy esperado por cientos de miles de trabajadores».

Con esta reforma, el Ejecutivo tiene la facultad para aumentar hasta cinco meses la vigencia de ley de protección del empleo para que empleadores tengan la opción de suspender los contratos de sus trabajadores hasta febrero de 2021 y así no incurrir en despidos, considerando que originalmente la normativa permitía realizar aquello hasta octubre del presente año. Con esto se incrementa el tiempo para poder solicitar la reducción de la jornada laboral hasta julio del próximo año, plazo que también podría llegar a incrementarse por otros cinco meses, consigna Emol.

Otro cambio que establece la nueva normativa respecto a la situación actual es que con esto se igualan los beneficios del seguro de cesantía a los que pueden acceder tanto los trabajadores con contrato a plazo fijo como los con indefinido. Así, estos trabajadores podrán optar a ese sistema con solo tres cotizaciones continuas al término de su contrato o seis cotizaciones mensuales continuas o discontinuas en los últimos 12 meses, siempre y cuando las últimas dos hayan sido continuas y con el mismo empleador.

En caso de que algún trabajador no cuenta con estos requisitos de cotizaciones mínimas, pero mantiene fondos en su Cuenta Individual de Cesantía (CIC), se les permitirá retirar los montos acumulados en la mencionada cuenta.

También se eleva de cinco a siete el máximo de giros a los que pueden optar los trabajadores desde su CIC o el Fondo de Cesantía Solidario (FCS) sin hacer distinción por contrato. Asimismo, si bien se mantiene la cobertura del 70% de la remuneración en el primer giro, desde el tercer al quinto giro, la tasa de reemplazo se mantendrá fija en 55%, a diferencia de lo que ocurre hoy, que desde el segundo giro la cifra cae del 55% de manera sostenido en los meses, consigna Emol.

En tanto, los dos giros adicionales -el sexto y séptimo- tendrán, en principio, una cobertura del 30% del salario, aunque la cifra podría aumentar a un 45% por medio de un decreto de ley que podrían emitir los ministerios de Hacienda y Trabajo siempre que se cumplan ciertos requisitos relacionados al contexto de la pandemia.

Según las estimaciones del Gobierno, estas modificaciones beneficiarán potencialmente a 2 millones de personas que podrán tener acceso al seguro de cesantía y 3 millones que podrán optar al financiamiento solidario.

Mientras que los beneficiados de la ley de protección del empleo, se proyecta que alcanzarán los 1,2 millones de trabajadores, quienes verán incrementados sus montos de pago con cargo a ese fondo y podrán recibir el beneficio durante más tiempo.

De acuerdo con los últimos datos dados a conocer por la Superintendencia de Pensiones y con información al 23 de agosto, son 730.493 las solicitudes de suspensión laboral aprobadas y otras 44.557 solicitudes de reducción de jornada laboral.

Por último, durante la tramitación del proyecto, el Ejecutivo se comprometió a enviar un nuevo proyecto de ley para incluir a los trabajadores de casa particular en el seguro de cesantía, proyecto que ingresó a su tramitación el miércoles el pasado miércoles, y el lunes se aprobó la idea de legislar en la Comisión de Trabajo del Senado.