El Juzgado de Familia de Santa Cruz informó que por tratarse de un servicio esencial y ante el anuncio de cuarentena territorial, continuará la atención de los usuarios, principalmente de forma virtual y telefónica.

La atención presencial será solo para denuncias por violencia intrafamiliar y requerimiento de medidas de protección para niños, niñas y adolescentes, autorizaciones de salidas del país y medidas cautelares de acuerdo a lo dispuesto por la Corte Suprema. También para quienes están citados a audiencia y no puedan conectarse a ella desde su casa.

Los usuarios deberán presentar la copia de la resolución judicial de la citación a la audiencia y su carnet de identidad. El permiso durará hasta el término de la gestión judicial, consigna Cooperativa.

La medida aplicará para quienes vivan en Santa Cruz o deban desplazarse desde las comunas de Lolol o Chépica producto de una citación judicial.

La medida sanitaria regirá a partir del próximo miércoles en la comuna.