La Corte de Apelaciones de Copiapó designó a 19 funcionarios de distintos tribunales de la jurisdicción para prestar apoyo a los juzgados con competencia en Familia, dado el aumento sostenido en las liquidaciones de deudas por pensión de alimentos a causa de la ley que autorizó la devolución del 10 por ciento de las AFP y el bono Clase Media.

En acuerdo de pleno  extraordinario (rol 162-2020), el tribunal de alzada determinó que es indispensable apoyar la gestión de los tribunales de acuerdo con la cantidad de liquidaciones pendientes a la fecha, «con el objeto de dar una eficiente y oportuna solución a los requerimientos de los usuarios provenientes mayoritariamente de los sectores más vulnerables de la sociedad».

A ello se añade la necesidad de potenciar el trabajo de los tribunales de Familia de la jurisdicción dado el significativo aumento en la necesidad de realizar las mencionadas liquidaciones, pero al mismo tiempo propender a que los funcionarios no tengan un significativo aumento de su carga de trabajo.

De esta manera, se nombraron 10 funcionarios y funcionarias para el Juzgado de Familia de Copiapó, seis para el Juzgado de Familia de Vallenar; una coordinadora y un funcionario liquidador para el Juzgado de Letras y Garantía de Freirina y una funcionaria para el Juzgado de Letras y Garantía de Caldera.

Este apoyo se mantendrá hasta el 12 de septiembre, con un trabajo que se desarrollará exclusivamente de forma remota mediante sistema de teletrabajo.