El Senado despachó a la Cámara de Diputados el proyecto que busca suprimir la normativa legal que data del siglo XIX y que prohíbe (sólo) a las mujeres volver a contraer nupcias inmediatamente después de un divorcio.

Actualmente, la ley fija un plazo de 270 días para que aquellas que deseen volver a casarse puedan hacerlo. Algo que podría cambiar prontamente, pues durante esta jornada, la iniciativa que busca revertir dicha discriminación fue aprobada de manera unánime, con 43 votos a favor.

Los senadores presentes en la sesión mixta (presencial y telemática) respaldaron el informe emitido por la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento donde se sometieron a votación indicaciones para mejorar el texto.

“Durante el debate todos los congresistas hicieron ver la pertinencia de la propuesta considerando que han pasado más de 160 años desde que se consignó el impedimiento de contraer segundas nupcias por parte de las mujeres”, señala el escrito difundido desde el Senado consigna BioBioChile.

Con este resultado -y tal como se señaló- la propuesta pasa a tercer trámite en la Cámara Baja. Allí, los diputados deberán analizar los cambios establecidos en el Senado y de aprobarse éstos, el proyecto estará en condiciones de transformarse en ley.