En 218 páginas, Luis Miguel Araya Ávila nos presenta un análisis sobre el Régimen de penas sustitutivas haciendo énfasis en la revisión a la Ley Nº 18.216, Ley Nº 20.587 y Decreto Ley Nº 321 así como estudiando cada una de las instituciones que establecen estos cuerpos legales con extraordinario cuidado.

Se trata de la segunda edición actualizada y complementada del ensayo jurídico publicado por Ediciones DER, que incorpora una importante cantidad de jurisprudencia, que viene confirmando las complejidades que conlleva la aplicación de las instituciones que aquí se revisan, y también para demostrar al lector la forma en que los tribunales han ido resolviendo las dificultades que se plantean al momento de ejecutar las penas, reflexionando sobre las distintas interpretaciones que han existido.

El autor de la obra es abogado, licenciado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca y Máster en Derecho Penal y Garantías Constitucionales, de la Universidad de Jaén, España y se desempeñó como juez titular del Juzgado de Garantía de Tocopilla y en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Antonio.

La importancia de este libro práctico es el estudio pormenorizado de la remisión condicional de la pena, reclusión parcial domiciliaria o nocturna, libertad vigilada simple o intensiva, prestaciones de servicio a la comunidad, expulsiones de extranjeros y la pena mixta. Asimismo, estudia aspectos penales sobre la temporalidad y la retroactividad de la Ley N° 20.063 que incorporó las penas sustitutivas de privación de libertad, su competencia, efectos de las condenas anteriores y su caducidad.

Además examina el sistema de cumplimiento y quebrantamiento, que conlleva la posibilidad de la revocación de estas penas, lo que resulta útil, porque la sistematización que presenta obliga al lector no solo a considerar la literalidad de los cuerpos legales, sino necesariamente a conocer las particularidades de las instituciones relacionadas con las distintas concepciones sobre los fines que se persiguen con la sanción penal actualmente.

Araya Ávila estudia la Ley N° 20.587, que regula la multa del Código Penal y que significó una modificación sustancial a este cuerpo legal en lo referente al tratamiento y aplicación de la sanción pecuniaria, y el controvertido Decreto Ley N° 321, de 1925, sobre libertad condicional, además de revisar la Ley N° 18.216 que reguló la reducción de las condenas privativas o restrictivas de libertad.

En el ensayo jurídico para esta edición agregan también referencias a la Ley Nº 21.124, la que, junto con modificar la estructura jurídica de la libertad condicional, ha generado una serie de controversias en cuanto a su aplicación y vigencia. Asimismo, se ha profundizado en los tópicos de libertad condicional y rebaja de condena, ya consignadas en la obra como instituciones propias del sistema de sustitución penal.

El prólogo de la obra fue escrito por Óscar Clavería Guzmán, ministro de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Antofagasta, quien asegura que el ensayo “constituye un aporte concreto a los fines del ordenamiento jurídico, que tienden ya a perfilar la necesidad de establecer la judicatura de ejecución de penas, y resulta grato encontrarse con un estudio exhaustivo que nos enseña los criterios y el moderno enfoque que debemos considerar al momento de juzgar o aplicar las normas sobre ejecución de penas. Es un paso importante en aras de la construcción de un cuerpo sistemático sobre la materia y un pilar que da comienzo a comprender la necesidad de la creación de los tribunales de ejecución”.