La Corte de Apelaciones de Concepción admitió a trámite los dos recursos de protección presentados por apoderados del Colegio Sagrados Corazones, denunciando como deficientes las clases remotas que sus hijos tienen desde marzo, con un nulo cumplimiento de los contenidos para los distintos niveles y sin que existan ni siquiera evaluaciones sobre el rendimiento académico.

Son dos grupos de 59 padres y apoderados en total, quienes decidieron acudir a la justicia, de manera de pedir que se obligue al establecimiento particular pagado a informar las notas obtenidas por sus hijos en este primer semestre.

También piden que el colegio entregue el detalle del cumplimiento de los planes y programas de estudio ordenados por el Ministerio de Educación.

Según el apoderado Carlos Oñate, con dos hijos estudiando en los Sagrados Corazones de Hualpén, hasta ahora el colegio no ha cumplido el contrato de prestación de servicios, sin que las autoridades del establecimiento hayan explicado satisfactoriamente por qué el bajo número de clases remotas o por qué no hay evaluaciones del rendimiento académico, consigna BioBioChile.

Ante las dudas sin responder es que decidieron ejercer acciones legales a través de los dos recursos de protección presentados y declarados admisibles en la Corte de Apelaciones de Concepción.

El abogado que representa a las casi 60 familias, Alvaro Fernández, se refirió a lo que piden al tribunal de alzada.

El abogado subrayó que sus clientes no están solicitando una rebaja de la colegiatura mensual que se cobra, que en los últimos meses habría bajado de 315 mil a 290 mil pesos, sino que se mejore la educación para sus hijos y se cumpla con el calendario académico establecido por el Mineduc.