Parlamentarios criticaron la decisión del Gobierno de presentar una indicación sustitutiva a última hora, tras cuatro meses de tramitación, al proyecto que suspende el cobro de cuotas de créditos mientras dure el estado de excepción por catástrofe debido a la pandemia del coronavirus.

La indicación se enfoca en la postergación de los créditos hipotecarios, un aspecto de la moción, creando la «garantía estatal para caucionar cuotas postergadas».

Con esta decisión del Ejecutivo, la iniciativa debe ser nuevamente analizada en las Comisiones de Economía y Hacienda, pese a ya haber sido aprobada en general por los diputados por 117 votos a favor, uno en contra y una abstención, lo que despertó ácidos cuestionamientos.

En la Sala de la Cámara Baja, el subsecretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, explicó que la maniobra busca evitar demandas millonarias en contra del Estado y proteger a los usuarios.

«Creemos que al imponer a determinados actores que ya tienen una determinada relación contractual su modificación por ley, vulnera el Artículo 19 de la Constitución, porque al postergar en forma obligatoria el pago de los créditos sin reajustes ni intereses produce un costo financiero y en las ganancias que ya han sido contratadas muy altas y, en consecuencia, es expropiatorio», señaló la autoridad gubernamental.

En este sentido, Ossa aseveró que, al igual que los parlamentarios, el Ejecutivo busca aliviar la situación del personas y quiere que la normativa vea la luz, pero respetando la Carta Magna.

«Cuando hablamos de banca, no estamos hablando de la banca ni de los dueños de los bancos, sino que de millones de chilenos que también son ahorrantes. Esto podría agravar la crisis, reducir inmensamente la oferta de créditos que requieren las pymes», advirtió y consigna BioBioChile.

«Esperó (el Gobierno) cuatro meses y medio para darse cuenta de que es colegislador, si fuera alcalde lo acusaría de notable abandono de deberes», fustigó el diputado independiente Pepe Auth, autor de la moción para postergar el pago de los créditos hipotecarios, moción que ingresó el 18 de marzo pasado.

En esta línea, el ex PPD aseguró que «la llegada tardía a la discusión de los proyectos se ha convertido en la característica esencial de este Gobierno», al cual acusó de «refugiarse simplemente en la admisibilidad en lugar de construir espacios comunes para entregar respuestas razonables a las necesidades de la gente».

«Es la misma actitud que han tenido en el post-natal de emergencia, en el retiro de ahorros previsionales», agregó.