La Sala del Senado aprobó un proyecto que prohíbe a las empresa botar alimentos en buen estado, obligándolas a donarlos.

El proyecto incluye posibles beneficios tributarios para las personas naturales o jurídicas que importen, produzcan o elaboren alimentos.

El senador Guido Girardi (PPD) planteó que «todos aquellos alimentos que estén con fecha de vencimiento seis días antes se van a tener que destinar gratuitamente a consumo humano».

Esta disposición incluye productos «que están a punto de vencer, que tengan problemas de embalaje o de rotulado, que antes se botaban, hoy día van a poder destinarse a consumo humano, pero no solamente en divisiones intermedias, sino también a una junta de vecinos, un club deportivo, un club de adultos mayores, van a poder optar también a ser beneficiarios a este tipo de políticas», consigna Cooperativa.

La iniciativa, que tuvo apoyo unánime, seguirá su tramitación en la Cámara Baja.