La Corte Suprema rechazó recurso de unificación de jurisprudencia y demanda por despido injustificado y cobro de prestaciones deducido en contra de la división Chuquicamata de Codelco.

En fallo unánime (causa rol 27.891-2019), la Cuarta Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Ricardo Blanco, Andrea Muñoz, Mauricio Silva Cancino, María Angélica Repetto y el abogado (i) Antonio Barra– rechazó la unificación intentada no allegarse sentencias de contraste con la resolución impugnada por la parte recurrente.

«Que para los efectos de fundar su pretensión recursiva, la parte recurrente acompañó tres fallos de cotejo, dos emanados de esta Corte, en los antecedentes Nº 19.532-2014 y 47.874-2016, y el último de la Corte de Apelaciones de Santiago en los autos Rol 180-2011, dictados, respectivamente, con fecha 4 de septiembre de 2015, 17 de enero de 2017 y 30 de agosto de 2011», plantea el fallo.

Resolución que agrega: «En la primera decisión, se decidió un recurso que recae en un proceso en el cual se estableció el hecho de haberse despedido a la actora, invocando solamente la causal del Nº 1 letra a) del artículo 160 del estatuto laboral, sin expresión de los hechos que la fundan. En tal contexto, el fallo señaló, que la legitimidad del despido pasa por la comunicación escrita, debida y oportunamente efectuada con la expresión detallada de los hechos que la configuran».

«El segundo pronunciamiento –continúa–, corresponde a un juicio en el cual se acreditó que la carta de aviso de despido, no fue debidamente remitida al domicilio del trabajador demandante, y en tal contexto corresponde señalar que tal comunicación, corresponde a un ‘instrumento que cumple una finalidad precisa y determinada, fijar los hechos que el empleador debe acreditar en sede judicial; sin perjuicio que el trabajador también tiene la carga probatoria para rebatirlos; por la misma razón, su envío al domicilio del trabajador señalado en el contrato‘; en dicho entendido, expresa que debe afincarse, mediante tal acto, las circunstancias en que se apoya la decisión de desvinculación, a fin de impedir su corrección o complementación con posterioridad».

«Finalmente, en la sentencia emanada de la Corte de Apelaciones de Santiago, recae en un juicio laboral en que se fijó como hecho, que la actora fue despedida por incurrir en la causal de caducidad de la ausencia injustificada, pero sin señalamiento expreso de los dias en que se verificó la inconcurrencia al lugar e trabajo, señalando que aquello impide recibir la causa a prueba, pues es imperativo que al trabajador se le den a conocer en la carta de despido, con absoluta precisión y claridad, todos los hechos que apoyan la decisión del empleador, ‘de suerte que durante el juicio no puede imputarle al trabajador despedido hechos distintos o complementarios a aquellos en que esa medida se fundamentó‘», añade.

Para el máximo tribunal: «Como se observa, en ninguno de ellos concurre la situación fáctica que incidió en el resultado del presente juicio, pues se tratan de acciones deducidas en contextos cuyos presupuestos de hecho se distancian de los términos que conforman la controversia en estudio, y que claramente incidió en la conclusión que se arribó en el presente proceso, por lo que no es posible confrontarlos con el pronunciamiento emitido en estos autos en busca de uniformidad; en efecto, en los fallos de contraste se decide sobre la base de comunicaciones de despido deficientes, sea por que no expresan hechos, no se los precisa con claridad y porque no es debidamente remitida, cuestión diversa a la de autos, donde no se reprocha defecto en la comunicación, sino que se reclama por una incorporación posterior de los elementos que se indican».

«(…) en consecuencia, como la situación planteada en la sentencia impugnada difiere de aquellas de que tratan las de contraste, se hace evidente que entre ellas no concurre el requisito exigido para que prospere el recurso, esto es, que se esté en presencia de situaciones que se puedan homologar, y que, por lo tanto, permita confrontar los criterios jurídicos adoptados por las diversas decisiones; razón por la que el presente recurso no puede prosperar y debe ser necesariamente rechazado», concluye.