La Justicia suiza abrió un proceso penal en contra del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que investiga sus relaciones con el fiscal de ese país, Michael Lauber.

La decisión fue tomada por el fiscal especial designado para investigar tratos entre Lauber y el máximo dirigente del fútbol mundial, Stefan Keller, según explicó la prensa europea este jueves.

Michael Lauber presentó su renuncia a la Fiscalía Suiza debido a que quedó comprobado que sostuvo varias reuniones con Infantino mientras su oficina investigaba si existía corrupción en la FIFA, consigna EFE.

Keller además pidió permiso para investigar al aún Fiscal nacional, quien dejará su cargo en agosto, debido a que encontró indicios de conducta criminal en esos encuentros con Infantino.