La Fiscalía Oriente presentó la acusación por delitos reiterados de negociación incompatible en contra del exalcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat Pietracaprina, en el marco de una investigación por el pago de sueldos a Alain Goffard, quien aparece asociado al hijo del otrora jefe comunal.

Por esta razón solicitó una pena de cuatro años de presidio y siete años de “inhabilitación absoluta temporal” para cargos públicos y una multa de 218 UTM (poco más de diez millones de pesos).

De acuerdo al documento del Ministerio Público, Sabat autorizó pagos a Goffard por un contrato con Saygo Spa por una suma superior a los 15 millones de pesos.

“De esta forma, el imputado (Sabat), actuando en operaciones en las que debía intervenir en razón de su cargo, dio interés a un tercero que mantenía, y mantiene hasta la actualidad, vínculos societarios con su hijo, Pedro Sabat Fernández”, se lee en el escrito presentado en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, consigna BioBioChile.

De esta manera, el libelo de la fiscalía da inicio a la audiencia de preparación del juicio oral en contra de Sabat Pietracraprina.

Para ello presentó como pruebas para que el tribunal de garantía evalúe su pertinencia procesal más de 193 documentos, 15 testigos y pericias digitales realizadas por un profesional de la Unidad Especializada en Lavado de Dinero, Delitos Económicos, Medioambientales y Crimen Organizado (Uldeco) de la Fiscalía Nacional.

Las evidencias deberán ser confrontadas con la versión de la defensa y una vez depuradas se iniciaría el juicio oral.

Entre los testigos destacan el actual jefe comunal Andrés Zarhi, Pablo Vergara ex concejal y primer denunciante contra Sabat en 2016.

Esta no es la primera causa penal que enfrenta el exedil. De hecho, hubo una anterior, relacionada con licitaciones para la extracción de basura, donde la justicia lo sobreseyó.