El fiscal nacional, Jorge Abbott, se refirió al denominado “Caso Bombas 4” en el que fueron formalizados el viernes de la semana pasada los imputados Mónica Caballero y Francisco Solar.

De acuerdo a los antecedentes, Solar fue formalizado por el envío de artefactos explosivos a la 54° Comisaría de Huechuraba y a la oficina del exministro Rodrigo Hinzpeter en Las Condes en julio del año pasado.

En tanto, a Caballero -al igual que a Solar- se le acusó de la colocación de estos artefactos en el edificio Tánica de Vitacura en febrero de este año, consigna BioBioChile.

Tras la audiencia, ambos quedaron con la medida cautelar de prisión preventiva.

El jefe del Ministerio Público sostuvo que a diferencia de los casos anteriores, en esta oportunidad “estamos en presencia de una investigación extraordinariamente robusta”, añadiendo que hay una gran cantidad de antecedentes recopilados por la Fiscalía Sur y el OS9 de Carabineros para imputar los cargos.

“Tenemos mucha fe”

Además indicó que “acá hay prueba científica, hay pruebas a través de seguimiento de estas personas. Creemos que estamos en muchísima mejor condición de lo que estuvimos en las investigaciones anteriores”.

“Acá ha habido un trabajo muy destacable”, agregó.

Abbott también reconoció que “en consecuencia tenemos mucha fe de que vamos a poder seguir adelante. La investigación sigue adelante, lo que hemos hecho es formalizarla y pedir medidas cautelares, pero tenemos por delante seis meses de investigación que podrán ser ampliados”

“Esperamos en este periodo seguir acumulando las pruebas necesarias”, aseguró.

Ambos detenidos fueron absueltos en el denominado “Caso Bombas 1” y también mantienen antecedentes debido a que fueron condenados en España por colocar explosivos en una basílica de Zaragoza en 2013.