La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección deducido por la sociedad Alpes Chemie S.A. en contra de resolución exenta del Instituto de Salud Pública que dejó sin efecto la ampliación de importador del producto farmacéutico isoflurano líquido para inhalación anestésica, fármaco del cual es titular la demandante.

En fallo unánime (causa rol 28.294-2020), la Tercera Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras Adelita Ravanales Arriagada, Jenny Book Reyes y Verónica Sabaj Escudero– estableció el actuar arbitrario de la autoridad reguladora al no dar la posibilidad de hacer descargos a la recurrente, antes de tomar la decisión de no ampliar la autorización.

«Existe consenso en la doctrina y la jurisprudencia, en que se está en presencia de la invalidación cuando un acto administrativo es dejado sin efecto por razones de legalidad o mérito, mientras que la revocación opera cuando una resolución es dejada sin efecto por razones de oportunidad, conveniencia o mérito. En la especie, la recurrida fundó la decisión que se reclama en el hecho de haberse percatado el que la Resolución Exenta N° 17.451/19, no cumplió con las exigencias para obtener la ampliación de importador, específicamente lo dispuesto en el artículo 128° del Código Sanitario, con arreglo a la que: ‘La importación, internación, almacenamiento, transporte y distribución a cualquier título de medicamentos y de materias primas necesarias para su obtención podrán realizarse por los laboratorios farmacéuticos encargados de la fabricación de los medicamentos de que se trate y por droguerías que hayan sido autorizados por el Instituto de Salud Pública de Chile, de conformidad con los requerimientos que a su respecto contenga la reglamentación respectiva, y sean dirigidos técnicamente por un químico farmacéutico'», plantea el fallo.

La resolución agrega que: «En consecuencia, con el acto impugnado la administración pretende resguardar el principio de juricidad, ajustándose a las leyes que rigen la materia, cautelando así el ordenamiento jurídico, en este caso lo dispuesto por el artículo 128 del Código Sanitario, sin que se predique que los efectos del acto que se deja sin efecto sean inoportunos, inconvenientes o contrarios al interés público, siendo lo cierto que la administración al acceder a la solicitud del recurrente no verificó el cumplimiento de las exigencias legales, lo que ahora pretende hacer por medio de la potestad revocatoria amparándose en razones de conveniencia, oportunidad o mérito, sin que haya mediado un cambio en el interés general existente».

Para el tribunal de alzada: «Así las cosas se trata del ejercicio de la potestad invalidatoria, y por ende se debió cumplir con lo dispuesto por el artículo 53 de la Ley 19.880, y dar audiencia al interesado, en términos que al no hacerlo el acto deviene en ilegal afectando el derecho de propiedad del recurrente, al no permitirle incorporar un nuevo importador para el producto farmacéutico isoflurano líquido para inhalación anestésica, del que es titular, sin ser oído».

«Por estas consideraciones, disposiciones legales citadas y de conformidad a lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República y Auto Acordado que rige la materia, se acoge, sin costas, el recurso de protección interpuesto en favor de Alpes Chemie S.A., en contra del Instituto de Salud Pública disponiéndose que se debe dejar sin efecto la Resolución Exenta RW N° 27196, de fecha 28 de noviembre de 2019, dando la tramitación que en derecho corresponde», resuelve.