Con el propósito de hacer justicia para las mujeres, las diputadas Érika Olivera y Ximena Ossandón, de Renovación Nacional, presentarán este lunes 27 de julio un proyecto de ley para que los delitos sexuales y violación sean imprescriptibles, sin importar la edad de la víctima.

Entre los actos ilícitos que se busca que no prescriban están el secuestro con violación, la tortura con violación, los apremios ilegítimos u otros tratos crueles inhumanos o degradantes con violación, entre otros.

Entre las razones que motivaron la iniciativa, Olivera señaló que «tenemos una deuda con nuestras mujeres víctimas de violación o abuso sexual, deuda que arrastramos por años y pese a los cambios realizados en la materia, aún existen enormes vacíos que no logran dar total protección», consigna Meganoticias.

“Es de total justicia para todas aquellas madres, hijas, abuelas que merecen ser respetadas en su intimidad, en su esencia, porque lo que le ocurrió a Antonia y muchas otras mujeres no debe volver a suceder nunca más. Hoy somos muchas, estamos presentes y atentas”, agregó.

Por su parte, Ossandón manifestó que el proyecto también pretende terminar con prácticas machistas presentes en la sociedad chilena.

«Muchas veces se ve como gracioso y simpático que un hombre vea a la mujer como un símbolo de placer y objeto. Ese punto de vista ha provocado que tengamos un rol secundario y que las concepciones machistas sigan rigiendo nuestros espacios societarios», argumentó.

¿En qué consiste el proyecto?

La parlamentaria Ossandón, el objetivo de la idea presentada es que la mujer pueda denunciar «hasta más allá de los tiempos de prescripciones judiciales. Lo qué pasó con Antonia es la imagen de una justicia que en muchas ocasiones desconoce las denuncias de las mujeres sólo por ser mujeres”.

En su cuenta de Twitter, la diputada Olivera indicó el proyecto obliga a denunciar este tipo de delitos a personas como «empleadores, representantes legales, gerentes, y en general cualquier otra persona que al interior de una empresa se encuentre a cargo de trabajadores o dirija las labores».

Además, este proyecto de ley cuenta con la coautoría del senador Manuel José Ossandón, de la  misma colectividad, y de la diputada opositora, Pamela Jiles, del Partido Humanista.