La Corte de Apelaciones de Temuco, en la región de La Araucanía, revoca medidas cautelares y decreta prisión preventiva contra Martín Pradenas, acusado de abuso sexual y violación que afectó a Antonia Barra, joven que se suicidó en 2019, y otras cuatro mujeres.

En la instancia se determinó que la libertad del imputado es un peligro para la sociedad, las víctimas y de la investigación.

“Se han entregado elementos que permiten justificar la existencia de los delitos asignados con los números 2, 4 y 5 de la formalización de la investigación, teniendo en especial consideración las declaraciones de las víctimas (…) existiendo en todos los casos una sindicación directa e inmediata respecto del imputado Pradenas”, consigna BioBioChile.

Agregó que en todos esos delitos, comparten elementos comunes relativos a la forma de comisión y de víctimas que no se encontraban en condiciones de consentir actos de significación sexual y menos oponer resistencia.

“En cada uno de los casos se han dado indicios del comportamiento del imputado respecto de la víctima, siendo coincidente los relatos de las mismas y de los testigos sobre tal conducta, recordando que la sola ebriedad o el consumo de sustancias tóxicas no puede considerarse como un consentimiento anticipado para sostener una relación de connotación sexual.

Esto, luego que Fiscalía presentara dos recursos para que se revisara la resolución del Juzgado de Garantía de Temuco que el pasado miércoles rechazó la prisión preventiva contra el hombre de 28 años, decretando en su lugar el arresto domiciliario total, arraigo y prohibición de acercarse a la víctima.

El segundo, en tanto, busca revertir la prescripción de dos casos investigados, los que acontecieron en 2010 y 2014, cuando las víctimas tenían 16 y 19 años, respectivamente.

Es preciso indicar que la decisión del juez generó múltiples reacciones y manifestaciones. Además, la fiscalía debió disponer de medidas de protección para el juez, la familia del imputado y dos testigos del caso Antonia Barra, quienes denunciaron hostigamientos y amenazas.

En la instancia, el abogado defensor Gaspar Calderón solicitó que se exhibieran los elementos probatorios del caso para que las personas entendieran la resolución que adopte el tribunal.

A ello, el fiscal y los querellantes pidieron que se respetara la integridad de las víctimas.

Causas

El primer hecho cronológico habría ocurrido en noviembre de 2010, cuando el imputado por medio de la fuerza habría agredido sexualmente a la víctima que en aquel entonces tenía 16 años de edad.

En tanto, entre diciembre de 2012 y enero de 2013, al interior del mismo domicilio del hecho anterior, Pradenas Dürr procedió por medio de la fuerza a realizar actos de significación sexual y relevancia en perjuicio de la víctima de 13 años a dicha época. En este caso se configuraría el delito de abuso sexual impropio, debido a que la víctima es menor de 14 años.

El hecho signado con el numeral tres, se habría registrado en abril de 2014, al interior de un domicilio ubicado en calle Alcázar de Sevilla de la comuna de Temuco, ocasión en la cual el imputado se habría aprovechado de que la víctima de 19 años de edad, se encontraba incapacitada para oponerse debido a que se encontraba durmiendo en estado de ebriedad, para realizar en su contra actos de significación sexual.

El cuarto hecho habría ocurrido en horas de la madrugada del 24 de noviembre de 2018, al interior de un domicilio particular, donde Pradenas Dürr agredió a la joven de 20 años, aprovechándose que la víctima estaba incapacitada para oponerse debido a su estado de ebriedad, procediendo a violarla.

Finalmente, en horas de la mañana del 18 de septiembre de 2019, en el exterior de un supermercado, ubicado en la Avenida Bernardo O’Higgins de la comuna de Pucón, el imputado aprovechándose de que la víctima Antonia Barra, de 21 años, se encontraba incapacitada para oponerse debido a su estado de ebriedad, procedió a realizar actos de significación sexual y relevancia en su contra.

Posteriormente, en una cabaña ubicada en calle Arauco de la comuna de Pucón, el imputado habría aprovechado el estado de ebriedad de la joven, para desnudarla y violarla. Víctima que se suicidó el 13 de octubre del año pasado y que originó la investigación en contra de Pradenas Dürr.