El 1 de junio la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), demandó a Latam por infracciones a la Ley de Protección al Consumidor -entre otros perjuicios- por más de $300 mil millones.

La demanda colectiva presentada ante el 23° Juzgado Civil de Santiago buscaba que la justicia sancionara a la empresa por no restituir el dinero de vuelos que fueron cancelados a causa de la pandemia; y que además que se hiciera cargo del daño moral colectivo y lo reparara a través de una indemnización económica.

Lo anterior en medio de que Latam se encuentra golpeada de lleno por la pandemia y viviendo una crisis económica que la llevó a acogerse a la Ley de Quiebras en Estados Unidos.

En Chile, detalló Conadecus en un comunicado, los abogados de la empresa solicitaron al 23° Juzgado Civil que se suspendiera el procedimiento dada la solicitud de insolvencia existente.

“El tribunal acogió de plano dicha resolución, sin darnos oportunidad de expresar reparos (…)”, indicó la Corporación y consigna BioBioChile.

Para Hernán Caderón, presidente de Conadecus, “Latam ha incurrido en graves y múltiples infracciones a los deberes que le impone la Ley N°19.496, lo que ha significado una afectación al interés colectivo de millares de consumidores”.

A su juicio, es “lamentable que el tribunal suspenda de esta forma la demanda colectiva porque ello puede implicar que los consumidores queden desprotegidos y eventualmente se arriesguen a que nunca se efectúe la devolución de sus pasajes y la reparación de los daños”.

En la misma línea, Calderón sostuvo que en la Conadecus están “convencidos” que se tomó una decisión errada, “pues la ley sólo establece que se suspenden los juicios individuales, y este se trata de un juicio colectivo, por lo que ejerceremos todos los derechos previstos en la legislación para revertir esta resolución en beneficio de los consumidores”.