La ministra de la Corte Suprema y encargada de la emergencia sanitaria, Gloria Ana Chevesich, culminó un extenso ciclo de videoconferencias que sostuvo con todos los juzgados del país. Reuniones remotas que le permitieron conocer de primera fuente cómo está funcionando el Poder Judicial en medio de la emergencia decretada por la autoridad por la pandemia de coronavirus.

En una primera etapa, la también vocera del máximo tribunal se reunió vía remota con jueces, juezas y secretarios civiles del país. En tanto, a partir del lunes 22 de junio recién pasado, la autoridad inició los encuentros virtuales con administradores, magistrados y magistradas de juzgados con competencias en materia penal, familia y laboral; los administradores zonales y con los ministros de cada Corte de Apelaciones responsables de cada una de dichas materias.

Durante el ciclo, la ministra Chevesich tomó contacto y dialogó con un total de 478 responsables de tribunales a lo largo de todo Chile: 100 civiles, 121 de competencia común, 91 de garantía, 60 de familia, 45 de juicio oral, 31 bicéfalos, 26 laborales y cuatro de cobranza; sumando más de 850 participantes en las videoconferencias.

«Terminó el ciclo de videoconferencias y advertí que todas las funcionarias y funcionarios del Poder Judicial están comprometidos con su labor, que se está prestando un servicio con las limitaciones propias que impone la actual situación sanitaria, sin embargo algunas se han logrado superar con ingenio, buenas prácticas y con buena voluntad. El Poder Judicial cuenta con las herramientas tecnológicas para aplicar el teletrabajo que, actualmente, se está usando como régimen normal y ordinario», afirmó la alta magistrada.