Las juezas y jueces presidentes del 1°, 2°, 3° y 4° juzgados de Familia de Santiago, de Pudahuel y Colina acordaron por unanimidad que aprobarán las mediaciones que se  hayan realizado por videoconferencia y derivarán las demandas nuevas en las materias  de mediación obligatoria que por la limitación de la Ley 21.226 no hayan efectuado el proceso, conforme cada tribunal determine.

«Dado que no se interpreta el artículo 108 de la Ley 19.968 en términos de exigir la comparecencia en persona de los usuarios, tal como en el caso de las audiencias, que se ha estimado posible realizarlas por vía remota», establece el acta suscrita por los  magistrados.
Asimismo convinieron en mantener la videoconferencia como forma habitual de trabajo hasta el término de la alerta sanitaria y solo por razones fundadas y de manera excepcional se verificará las causas o usuarios que deban acudir al tribunal para la realización de audiencias.