La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó y despachó a Sala el proyecto que busca prohibir, en medio de la pandemia de coronavirus, que las isapres suban los precios de los planes, limitar o disminuir sus prestaciones y beneficios, como también los de la prima GES.

El proyecto será informado a la Sala por el diputado Miguel Crispi (RD).

El documento aprobado establece que la prohibición de estos incrementos o cambios se extenderá hasta 180 días siguientes a la cesación de la emergencia sanitaria.

Si la pandemia se extiende por más de 12 meses, las instituciones de salud previsional no podrán acumular el aumento del precio base del plan, no efectuado, para el año siguiente.

En caso de pérdida de la relación laboral, suspensión del contrato o reducción temporal de la jornada, la inciativa establece que esto no podrá constituir causal de término anticipado del contrato de salud que tenga por objeto otorgar prestaciones a trabajadores de una determinada empresa o institución, consigna Meganoticias.

Aumento de planes antes del proyecto

En cuanto a los incrementos de los planes realizados entre el 18 de marzo y la entrada en vigencia del proyecto de ley, el texto señala que las aseguradoras deberán reembolsar al cotizante lo pagado en exceso, dejar sin efecto el término del contrato o reestablecer las prestaciones y beneficios de salud, según corresponda.

Si el afiliado perdió su trabajo, por lo que se puso fin o se modificó su contrato de salud, entre las fechas anteriormente señaladas, la isapre deberá restablecer los beneficios y cotizaciones pactadas.

Este reembolso deberá ser efectuado por la aseguradora en un plazo no superior a 30 días corridos.