La Corte de Apelaciones de La Serena acogió el recurso de protección y ordenó a BancoEstado  devolver la suma de $1.430.020 (un millón cuatrocientos treinta mil veinte pesos), que fueron sustraídos desde cuenta corriente a través de una transferencia de fondos no autorizada por el recurrente.

En fallo unánime (causa rol 636-2020), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Marta Maldonado Navarro, Christian Le-Cerf Raby y Caroline Turner González– acogió la acción cautelar tras establecer el actuar ilegal de la entidad bancaria.
«(…) la conducta de la recurrida se torna ilegal al no asumir el perjuicio económico, al trasladar los efectos del fraude bancario a la actora, afectando con ello el patrimonio de ésta, con lo que se vulnera el derecho de propiedad de la recurrente sobre los bienes muebles entregados al banco para su custodia y resguardo, afectando con ello solamente la garantía consagrada en el artículo 19 N°24 de la Carta Fundamental», sostiene el fallo.

La resolución agrega que: «si bien el banco en su informe sostiene que todos los movimiento del recurrente fueron efectuados con sus respectivas claves, a través de internet, y no presenta ninguna condición de error, no acompañó ningún antecedente que confirme lo informado ni de la investigación que señala haber llevado a cabo. En cambio, el cliente dio cuenta en forma pronta a la institución bancaria del dinero sustraído y efectuó la denuncia ante la policía de Investigaciones».

Que tanto, se resuelve que: «se ACOGE el recurso de protección interpuesto por Sergio Del Carmen Tapia Tapia, en contra del Banco  Estado y en consecuencia ésta  deberá restituir al recurrente  la suma de $ $1.430.020  que le fueron sustraídos desde su cuenta corriente N°13400011014 del referido Banco».