Para el viernes 26 a las 13:30 horas quedó fijada la audiencia de revisión de medidas cautelares contra Nicolás Zepeda, el único imputado por la desaparición y presunto homicidio de su expareja, Narumi Kurosaki, en diciembre de 2016 en Francia.

La fecha se fijó luego que la Fiscalía Nacional solicitara nuevamente esta instancia, a partir de una solicitud de la Interpol para que el imputado haga una cuarentena de 14 días antes de ser extraditado al país europeo.

Hasta el momento, la fecha tentativa para que lleguen los funcionarios de Interpol París a buscar a Zepeda es el 7 de julio, estipulándose que sea finalmente trasladado 2 días después.

Actualmente, Zepeda se encuentra con firma semanal y arraigo nacional, medida que la Fiscalía Nacional pidió que sea reemplazada por arresto domiciliario total, consigna BioBioChile.

La petición llegó luego que la oficina de Interpol en Santiago se contactara con las autoridades pertinentes “para obtener los permisos sanitarios respectivos, estableciéndose la necesidad que Nicolás Zepeda mantenga una cuarentena preventiva durante al menos dos semanas anteriores al traslado, expresados en un aislamiento”.

En dicho momento se propuso, para que Zepeda pudiera ser extraditado en las fechas propuestas, que dicha cuarentena debería iniciar a más tardar el 24 de junio, por lo que los plazos podrían sufrir modificaciones.