Tras la presentación de las correspondientes apelaciones ante la Corte Suprema, los defensores penitenciarios de Tarapacá lograron 9 libertades condicionales, que benefician a parte del grupo de casos rechazados a nivel regional.

La Defensoría informó, que entre éstos beneficiarios se encuentra una mujer que es madre de un niño de sólo cuatro meses de edad, con lo cual lograron también salvarlos de los peligros de contagio por coronavirus, posibilidad latente en los penales de la zona.

Señalaron, que el equipo especializado en la atención de las personas que cumplen condena al interior de los penales, presentó 18 expedientes a consideración del alto tribunal, luego que la Comisión Regional de Libertades Condicionales rechazara esas postulaciones en el proceso regular. De todas ellas sólo tres han sido rechazadas, falta el pronunciamiento por los otros seis restantes y ése número se complementará con otros dos que permanecen aún en estudio.

Indicaron, que los beneficiados son personas que reunían todos los requisitos para acceder a esta posibilidad, entre eso haber cumplido dos tercios de la pena de prisión efectiva, tener buena conducta y formar parte de los diversos programas de trabajo, aprendizaje de un oficio o de estudios regular, consigna Soy Iquique.

“Este resultado nos alegra, puesto que para nosotros cada interno tiene una familia, y todos ello nos importan, además que conseguimos que los tribunales hagan justicia para un sector que está invisibilizado, pero que también hace méritos y tiene derechos que deben respetarse”, señaló la defensora penal pública penitenciaria María Francisca Sepúlveda. “Para ese grupo, el de las personas que cumplen condenas al interior de las prisiones, este equipo que forma parte de la Defensoría Regional de Tarapacá”, añadió.

En el último proceso de revisión de las postulaciones a libertad condicional, postularon 189 internos, de los cuales 157 consiguieron el beneficio tras el pronunciamiento de la Comisión Regional respectiva.